El hospital implantará la trombectomía intracerebral para ganar tiempo en las operaciones de pacientes con ictus

Este nuevo tratamiento llegaría al hospital de Salamanca para que los pacientes con ictus sean atendidos lo antes posible y no tengan que ser trasladados a Valladolid como hasta ahora. 

Hay muchos guerreros anónimos de los que no conocemos su nombre. Personas que sobrevivieron a un Ictus y que saben que después de ese golpe se abre una nueva etapa: La recuperación puede durar toda una vida.

 

Nadie sale completamente ileso de un accidente cerebrovascular. La vida no es justa, y en ocasiones, no importa que seas joven, ni que lleves unos hábitos saludables. El ictus irrumpe a traición y con violencia, fragmentándonos. Las personas que han logrado sobrevivir descubren en piel propia ese tópico que a veces decimos a la ligera de que 'hay momentos que marcan un antes y un después'.

 

Por los que lo han sufrido y por los que lo sufrirán en un futuro, el Complejo Asistencial de Salamanca instalará antes de que acabe el año un nuevo tratamiento que se llama trombectomía intracerebral, que se traduce en la extracción mediante un catéter de los trombos cerebrales cuando una persona ha tenido un ictus, asegura José María Gutiérrez García, jefe de la Unidad de Neurología.

 

Esto trata de evitar a los pacientes que tengan que ser desplazados a la Unidad Central que en estos momentos se encuentra en Valladolid, "tratamos de ahorrar el tiempo que se pierde en el viaje, cuanto antes sean atendidos es mejor, la falta de oxigenación puede provocar un infarto cerebral".