El hospital de Béjar refuerza guardias y operaciones pero no recuperará el 100% hasta el final de la pandemia
Cyl dots mini

El hospital de Béjar refuerza guardias y operaciones pero no recuperará el 100% hasta el final de la pandemia

Hospital de Béjar

El personal del Hospital Virgen del Castañar de Béjar continúa desplazado en los hospitales Clínico y El Montalvo de Salamanca capital.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha asegurado que el retorno de la actividad asistencial en Béjar está siendo “paulatino del modo que la pandemia lo permita”, pero aseveró que no será total hasta que ésta "termine”. En el pleno celebrado en las Cortes de Castilla y León, Casado recordó que la Comunidad se encuentra inmersa en una cuarta ola del COVID-19 cuya intensidad “es desconocida”, porque aún “falta tiempo” para saber la incidencia de la movilidad en Semana Santa, por lo que se continúan necesitando “las premisas de reorganización” de la actividad asistencial y sanitaria.

 

Unas premisas de reordenación que conllevan “centralizar, en algunas ocasiones, recursos para hacerlos más resolutivos”, motivo por el que el personal del Hospital Virgen del Castañar de Béjar continúa desplazado en los hospitales Clínico y El Montalvo de Salamanca capital.

 

No obstante, Casado ha asegurado que, en la actualidad, se atienden las urgencias en Béjar “con especialistas en atención continuada” a los que la semana que viene se incorporará un profesional de guardia más, para hacer frente a la media de 37 consultas diarias que, en la peor parte de la tercera ola, llegaron a 55.

 

Además, recordó que las cirugías se reanudaron el 10 de marzo con Oftalmología y que en próximos días hará lo propio el Servicio de Traumatología, mientras la mayoría de las consultas se retomaron el 15 de febrero y los tratamientos ambulatorios “no han dejado de realizarse”.

 

“Recuperar la calidad”

Casado se refirió a la situación del Hospital Virgen del Castañar de Béjar como respuesta a la pregunta realizada por la procuradora del Grupo Mixto perteneciente a Vox, Fátima Pinacho, quien entendiendo que se redujeran servicios “en los peores momentos de la pandemia”, entre marzo y junio del pasado año, afeó a la Junta que, después de un año, “no se haya dotado de personal suficiente al hospital para atender todas las patologías”.

 

Y es que, según la procuradora de Vox, “la atención presencial no puede ser sustituida, en ningún caso, por la atención telefónica y telemática”, por lo que hizo un llamamiento a “recuperar la calidad que siempre ha caracterizado al Servicio de Salud de la Comunidad” no solo para el hospital de Béjar, sino para comarcas como Ciudad Rodrigo, Vitigudino, Ledesma o Barco de Ávila donde “vive mucha población envejecida que tiene dificultades para hacer los desplazamientos” necesarios para acudir al hospital de referencia.