El hospital chino de los diez días y el de Salamanca: similitudes y diferencias en su construcción

El nuevo hospital de Wuhan para pacientes de coronavirus. Foto: EP
Ver album

El nuevo hospital de Wuhan, construido en diez días para atender a pacientes de coronavirus, tiene casi las mismas habitaciones que el futuro de Salamanca, pero ni presupuesto ni plazo, ni objetivo se parecen.

Este lunes comenzará a funcionar con un personal de 1.400 trabajadores sanitarios militares el nuevo hospital levantado en la ciudad de Wuhan, epicentro de contagio del nuevo coronavirus que se ha cobrado ya la vida de 304 personas en China. Las nuevas instalaciones tendrán un total de 1.000 camas. La cifra es muy similar a la del nuevo Hospital de Salamanca, que contará con 863, pero ahí acaban las similitudes entre dos construcciones que tienen dos grandes diferencias: los plazos y el presupuesto.

 

Y es que, según los datos conocidos, este nuevo edificio costará 300 millones, pero de yuanes, que son 39 millones de euros, sumando construcción y equipamiento. El de Salamanca, por contra, ronda los 300 millones, pero de euros, y hay que sumar la inversión en mobiliario y equipos sanitarios. Para un número similar de camas, la clave de la diferencia de costes, y especialmente de plazos, ha sido el objeto para el que han sido levantados.

 

El nuevo hospital de Wuhan, la 'zona cero' del coronavirus, ha sido construido en diez días por miles de obreros que han trabajado las 24 horas en turnos dada la urgencia, ya que había que tenerlo listo en tiempo récord para atender al creciente número de pacientes de esta crisis sanitarias. Se ha hecho siguiendo el modelo del Hospital de Xiaotangshan, el que se construyó en Pekín en tan solo siete días durante la epidemia de SARS de 2003.

 

Se trata de un hospital para esta tarea en concreto, no un centro permanente, y está hecho con piezas prefabricadas para ganar tiempo. Es un centro pensado específicamente para la cuarentena de los enfermos de coronavirus.

 

Por contra, el Hospital de Salamanca lleva en obras muchos años. Así avanza. El motivo es que es un proyecto largamente preparado que ha tenido que pasar por diversas fases, como la evaluación de las necesidades, la mejor ubicación, el condicionante de ser hospital universitario o el creciente catálogo de prestaciones y técnicas para las que es de referencia. También hubo que redactar proyecto y diseño, adjudicarlo y pagarlo, lo que ha sido un problema porque le afectó la crisis. En todo caso, las primeras fechas datan de 2006, cuando se presentó el proyecto, y el primer compromiso de finalización era 2013. Ahora parece que apunta a 2022 como fecha de finalización o puesta en servicio.

Noticias relacionadas