El hospital alerta de posibles intoxicaciones por geles hidroalcohólicos en niños: "no se debe usar en menores de 2 años"

Álex Viñolas, dermatólogo del Servicio de Dermatología del CAUSA

En el caso de los niños más mayores, el uso de geles hidroacohólicos podría realizarse en aquellas situaciones en las que no se dispusiera de agua y jabón, siempre en la cantidad justa y bajo la estricta vigilancia de los padres.

Los geles hidroalcohólicos están de moda, un 'complemento' obligado debido a la pandemia por Covid-19 que sufre todo el país. Son pocas las personas que no llevan en su bolso un bote para desinfectarse cuando estiman necesario, más si son madres, cuyos hijos no paran de tocar cosas que no deberían. No obstante, hay que tener cuidado porque pueden envenenarse.

 

El peligro procede de su contenido en alcohol. "Estos productos deben tener al menos un 60% de alcohol para que sean eficaces contra el coronavirus". Las bebidas de más alta graduación no tienen más del 40%. A esto se suma el que algunos geles contienen alcohol distinto del etílico, por ejemplo, isopropanol, que es más tóxico que el alcohol etílico (el que llevan las bebidas alcohólicas).

 

Es por eso, que dermatólogos como Álex Viñolas Cuadros, del Servicio de Dermatología del CAUSA en Salamanca, asegura que los desinfectantes para manos deben estar fuera del alcance de los niños, "no se debe usar si tienen menos de dos años". Además, los padres y los cuidadores "también deben supervisar a cualquier niño cuando use desinfectante para manos". 

 

Este especialista explica que "La piel de los bebés y niños pequeños presenta un menor grosor que la de un adulto y las estructuras que la componen pueden ser funcionalmente inmaduras, lo que puede justificar un aumento en el riesgo de absorción de sustancias aplicadas sobre su piel. Por el mismo motivo, pueden ser más susceptibles a padecer quemaduras con la exposición solar"

 

Recuerda que "los fabricantes de geles hidroalcohólicos no recomiendan su uso en menores de 2 años, por el riesgo de ingestión accidental y de una posible intoxicación. Una buena opción en ellos puede ser el lavado de las manos con agua y jabón".

 

Por su parte, "en el caso de los niños más mayores, el uso de geles hidroacohólicos podría realizarse en aquellas situaciones en las que no se dispusiera de agua y jabón, siempre en la cantidad justa y bajo la estricta vigilancia de los padres. Es importante evitar el contacto del producto recién aplicado con los ojos o la boca.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: