El hombre que violó a su hija en Salamanca: "Me entró rabia, cometí un error"

El boliviano acusado de violar a su hija de 17 años el pasado año ha declarado que la relación que mantenían no era buena, pero ha dejado clara que cometió un error que no quiere mencionar, "es algo muy malo". 

"Me entró rabia, cometí un error", éstas han sido las primeras palabras de J. C. A. V. acusado de violar a su hija de 17 años el pasado 2017 en un domicilio de la calle Santa María La Blanca. El hombre de nacionalidad boliviana ha asegurado en el juicio celebrado en la mañana de este martes 30 de noviembre en la Audiencia Provincial, que hizo "algo muy malo", aunque no ha respondido a la pregunta sobre si violó a la víctima. 

 

Al parecer, el día que ocurrieron los hechos, tanto él como la adolescente se quedaron en casa esperando a unos amigos para ir a un cumpleaños. Mientras, la joven se metió a la ducha para arreglarse. Según el relato del acusado, entró en la habitación "para ver si tardaba mucho y estaba sin vestir, le reclamé y me contestó mal. Fue entonces cuando vi que tenía la ventana de su habitación abierta y que enfrente, había un joven". Fue en ese momento cuando J.C. A. V. ahonda un poco más y dice que le entró "rabia, cometí un error, es algo muy malo que me duele recordar", para no contestar a la pregunta sobre la violación.

 

 

Finalmente,  en las declaraciones de los Policías Nacionales que lo detuvieron y lo llevaron hasta los calabozos, todos ellos coinciden en que el presunto violador les dijo que "había hecho una burrada". Por su parte, los forenses han determinado que había un cromosoma Y en la joven que pertenecería al hombre en cuestión y algunas toallitas húmedas con fluidos. Finalmente, los informes psicológicos ponen de manifiesto que la joven víctima sufría estrés postraumático tras la agresión. 

Noticias relacionadas

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: