El hijo del desaparecido en Salamanca: "Su adiós a este mundo no puede ser como un perro abandonado"

José Ángel Martínez, hijo del desaparecido (Foto: T. Navarro)
Ver album

Más de 150 personas participan en la Plaza Mayor en una nueva batida en busca de alguna pista del desaparecido, José Antonio Martín Bolos. 

Seis días han pasado ya y se sigue sin rastro de José Antonio Martínez Bolos, el salmantino del conocido barrio de Garrido que desapareció mientras paseaba junto a su mujer por el centro de la ciudad, concretamente en la calle Azafranal. Seis jornadas de búsqueda en las que tanto su familia como numerosos salmantinos se han volcado para dar con el paradero de este octogenario que además, padece Alzheimer.

 

Este 20 de noviembre se ha organzado una batida que ha resultado todo un éxito. En torno a las 16.00 horas, bajo el reloj de la Plaza Mayor se han concentrado alrededor de 150 personas para llevar a cabo una nueva batida para tratar de dar con el paradero de José Antonio. Ahora, la búsqueda se centra en torno al Barrio San José y toda la ribera del río Tormes hacia el Polígono de Los Montalvo.

 

Durante la misma, su hijo, José Ángel Martínez, entre lágrimas, ha lamentado que "no se hayan utilizado perros desde el primer día", pero si que ha querido agradecer a todos los salmantinos "la labor que están llevando a cabo durante las batidas que han tenido lugar en la ciudad". También ha lamentado no haber dado con solo una pista, "han pasado seis días y mis pensamientos son ya los peores, hago de muro de contención para mi madre, yo ya tendré tiempo de asimiliar todo lo que está pasando".

 

Imagen del desaparecido en María Auxiliadora

 

Asegura que la enfermedad de su padre "está muy avanzada, el destino de mi padre no puede ser este, es lo único que pido a Dios porque mi padre toda su vida ha sido una persona muy buena, siempre ayudando. Su adiós a este mundo no puede ser como un perro abandonado", ha concluido.

 

 

 

Por su parte, David Matías Gómez, uno de los monitores de Centro de Tierra Charra, ha destacado que "cualquier ayuda es buena, todos los comerciantes que tengan cámaras de seguridad, que las revisen, cualquier pista para dar con el paradero es buena. Pedimos a la gente que mire en cualquier rincón, en cualquier agujero... puede estar en cualquier parte". Además, ha pedido a la gente que se fijen cuando caminan por la calle ya que la última vez "llevaba una cazadora verde". 

 

La ciudad de Salamanca está volcada con este caso y así se ha demostrado a lo largo de las jornadas de búsqueda, sobre todo, también el pasado 18 de noviembre donde un centenar de personas se reunieron en la Plaza de Barcelona, con el fin de establecer un protocolo de búsqueda, organizándose en grupos de aproximadamente ocho personas para llevar a cabo la batida por los diferentes rincones de la capital. 

 

Ahora y tras no hallar ninguna pista fiable que pudiera llevarles al paradero donde estuviera el desaparecido, la familia lanza un mensaje desesperado a toda Castilla y León. Así, a partir de hoy se repartirán carteles por todas las ciudades, ya que como Bolos padece Alzheimer, la familia cree que podría haber subido a algún tren o autobús debido a esta enfermedad. 

 

Cuando su mujer le perdió de vista, José Antonio vestía una cazadora color verde, un pantalón de color oliva, jersey verde y camisa de cuadros, y, con el objetivo de dar con él, familiares y conocidos han difundido su imagen por redes sociales y carteles por las calles de Salamanca.

 

Por ahora, en la capital charra también se sigue la búsqueda por polígonos industriales y templos religiosos, donde su hijo, José Ángel Martínez cree que podría estar refugiado, "él hace años visitaba las iglesias, además paseaba bastante por el Polígono Industrial de Los Villares", explicaba en una entrevista a tribunasalamanca.com 

 

Conforme pasan las horas, mayor es la desesperación de la familia, que ya se ha dirigido a la zona del río Tormes para hablar con los mendigos que viven en la calle y han repartido fotos por si lo vieran deambulando, "podría tener mal aspecto ya que lleva seis días sin ducharse ni afeitarse". 

 

Policía, Bomberos y Protección Civil mantienen por el momento activada la búsqueda para dar con alguna pista que les lleve a dar con el paradero de Bolos. Finalmente, la familia organiza otra batida en Salamanca para el próximo fin de semana.  

Comentarios

Teo 21/11/2018 11:31 #1
No se han utilizado perros porque, en un caso como este de desaparición en área urbana, los perros no sirven de nada. Usarlos ahora es sólo por postureo y puede entorpecer la búsqueda. A estas alturas el uso de perros sólo se contemplaría para búsqueda de restos biológicos. Esto se sabría si hubieran acudido a profesionales y no a una asociación sin experiencia, homologación y formación, que busca publicidad barata. A parte de esto, mucha suerte desde Madrid.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: