El Guijuelo sigue volando y vuelve a sumar tres puntos en el regreso con hambre de gol de Pablo Espina

Nueva victoria del Guijuelo y segunda consecutiva de los de Ángel Sánchez, que en los últimos cinco partidos han sumado de tres en tres en cuatro de ellos. Victoria especialmente moral a domicilio con dos goles de Pablo Espina en su regreso al once inicial (1-2). 

Espina, felicitado por sus compañeros tras uno de sus dos goles (Fotos: CD Guijuelo)

Después de 24 partidos disputados tener solo dos victorias como visitante se percibe como la losa que explica la razón por la que el Club Deportivo Guijuelo se ha visto inmerso, para muchos de forma inesperada, por la lucha por evitar el descenso. Cierto es que tal y como está el grupo dos buenos resultados positivos pueden permitir mirar hacia otro objetivo pero eso es precisamente lo que persigue desde hace tiempo el equipo del Municipal al que se le ha resistido eso de enlazar victorias y que se presentaba en Calahorra con la idea de multiplicar el valor de su último triunfo en casa con un buen resultado ante un rival al que, sobre el papel, puede mirar de tú a tú. 

 

Un choque en el que Ángel Sánchez sólo dio entrada a una novedad, la obligada por sanción de Carlos Rubén, por el que entró como titular por primera vez en la temporada Julen Fernandes. Volvió Pablo Espina y repitió Carmona, quedándose fuera esta vez Lara. Con ellos tocaba buscar ese ansiado tercer triunfo a domicilio, que por fin llegó. 

 

Comenzó el encuentro sin peligro y sin grandes ocasiones de gol para ninguno de los equipos. El Guijuelo tocaba y tocaba, pero no acababa de llegar al área que defendía Roberto. El conjunto a las órdenes de Ángel Sánchez, fiel a su estilo, volvía a querer el balón y construyendo desde atrás trataba de generar las primeras ocasiones del encuentro. Por su parte, los locales trataban de generar peligro por la banda derecha, haciendo sufrir muy mucho a Dani Hernández. 

 

Y así llegó la primera del partido y primera para el Calahorra, que acabó en córner tras una espectacular parada de Guille Vallejo, que vuelve a ser uno de los mejores jugadores, sino el mejor de su equipo. Él sí, tanto dentro como fuera de el Municipal, se muestra más que sólido en las últimas jornadas y volvió a encajar únicamente un gol en un partido en el que en la primera y única oportunidad que tuvo en los primeros 45 minutos el Guijuelo se adelantó. 

 

Fue en el minuto 23 cuando tras un robo de balón en el centro del campo de Pepe Carmona, Julen Fernández se internó en el área y el balón finalizó en las botas de Pablo Espina, que no pudo regresar de mejor manera . Sin pensárselo disparó entre los tres palos de la portería del Calahorra y subió el primer tanto al marcador, adelantando a su equipo en su primera ocasión. 

 

Los riojanos, sin embargo, no se vinieron abajo a pesar de haber encajado el primer gol del partido. De nuevo a través de las botas de El Haddadim y por la banda derecha llego su segunda ocasión. Con clase y de manera muy sutil, el jugador del Calahorra dibujó una perfecta vaselina, que acabó marchándose por línea de fondo rozando el palo izquierdo de la portería de Guille Vallejo. Avisaba el equipo riojano, pero no tenía la efectividad, que por el contrario sí habían tenido los salmantinos. 


Todavía la volvió a tener el Calahorra, con dos córners en los últimos cinco minutos de la primer parte, pero uno de los momentos clave del partido, llegó ya en el tiempo añadido. Tras una peligrosa llegada al área de Fekir, que puso un perfecto balón en la línea de penalti, que no llegó a nadie, Pablo Fernández, árbitro del encuentro sacó de su bolsillo la cartulina que supone la expulsión directa. Fue Guille Vallejo quien sacó de puerta y en el intento de conseguir el balón, el capitán del Calahorra, Echaide agredió a Pablo Espina y dejó a su equipo con diez jugadores con todavía 45 minutos por delante. 

 

El partido se calentaba justo antes del descanso, ante el desacuerdo de la plantilla vestida de rojo, quienes no se explicaban la decidión del colegiado. Así y ya pitado el final de la primera parte, el árbitro principal del partido sacó tarjeta amarilla por protestar al portero del Calahorra, Roberto. El Guijuelo por su parte, veía como el partido se le ponía de cara, ya por delante en el luminoso y con superioridad númerica sobre el césped, por cierto un tanto irregular. 

 

No se acobardó el Calahorra a pesar de ir perdiendo en el marcador y ser uno menos, tenía que arriesgar y así salió al campo el conjunto riojano, que no quería tirar antes de tiempo la toalla. Sin ocasiones de gol en los primeros diez minutos para ninguno de los equipos, pero sí con cambios en la plantilla local, con el fin de cambiar el discurrir del encuentro. Sin embargo, de nuevo fue el Guijuelo el que consiguió el gol. 

 

Tras un disparo de Espina con pierna izquierda desde el borde del área, sorprendiendo a Roberto Gutiérrez, que finalmente vio como el balón se marchaba rozando el palo izquierdo de su portería, el Guijuelo consiguió el segundo tanto del encuentro. Tiró Roberto a portería y el rechace le cayó a Pablo Espina, el más listo de la clase, que marcó además el segundo en su cuenta particular, ampliando la diferencia en el marcador. 

 

Todavía le tocó sufrir a los de Ángel Sánchez, quienes con uno más vieron como el Calahorra reducía diferencias en el marcador, tras un gol de Chaco, quien acababa de entrar en el terreno de juego. El auténtico killer y máximo goleador de su equipo con ocho tantos, devolvió la esperanza a los suyos, tras un perfecto cabezazo que acabó al final de la portería de Vallejo. Su compañero Yasie le puso una perfecta pelota para que al segundo palo el delantero riojano anotara el primero y único de los locales. 

 

Quería más Pablo Espina, quien no veía saciado su hambre de gol y estuvo a punto de conseguir el tercero para su equipo. Acompañó a su compañero, Iván Pérez, que un minuto después volvió a generar una nueva ocasión de gol para los suyos, pero el tiro finalmente se marchó por encima de la portería. 

 

Murió matando el Calahorra que lo volvió a intentar hasta el minuto 96, pero finalmente la victoria se va hasta Guijuelo, que ve como poco a poco asciende en la clasificación, llegando hasta la décima posición y a un punto del Haro Deportivo, tras su victoria frente al Izarra. 

 

FICHA DEL PARTIDO
CD CALAHORRA: Roberto, Yasin Iribarren, Ion Echaide, Miguel Díaz, Ander El Haddadim (José Ramón, min 54) Marcos Celorrio (Chaco, min 61), Alberto González, Rodrigo, Jose Fernández (Alberto Morgado, min 46), Cristian Marquez, Óscar Castro.
CD GUIJUELO: Guillermo, Iván Pérez, Jesús Múñoz, Jonathan Martín, Cristobal Gil (Razvan, min 85), Fekir (Luis Lara, min 59), Pablo Espina, Carmona (Segura, min 76), Andy, Julen Fernandez, Dani Hernandez.
ÁRBITRO:  Pablo Fernández Pérez, del comité asturiano, sacó tarjeta amarilla a Óscar Castro en el minuto 18, a Celorrio en el minuto 45, a Roberto en el min 48, a Segura en el minuto 77, a Chaco en el minuto 76, a Cristobal Gil en el minuto 75 y a Vallejo en el minuto 88
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 25 de Liga del grupo II de Segunda División B disputado en el campo La Planilla. 

Noticias relacionadas

Comentarios

Socio cansado de sufrir 17/02/2020 15:57 #1
Enhorabuena a todo el equipo por los tres puntos, el primer tiempo estuvo mas o menos controlado, pero a raíz de la expulsión el entrenador tiro al equipo atrás, y el segundo tiempo a sido un continuo sufrimiento, que a punto estuvo de dar la vuelta al partido, con un equipo con 10 que tenia metido al Guiju en su campo, se defendió bien, pero la banda izquierda cojeo, y por allí entraban todos los ataques del Calahorra, Guille nuevamente estuvo fenomenal, al final se sufrió mas de lo debido por que se perdió el centro del campo

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: