El Guijuelo se queda undécimo y desaprovecha la ocasión de ir hasta la octava plaza

Raúl Ruiz intenta un disparo a puerta durante el partido ante la Ponferradina

La derrota en El Toralín frena en seco las aspiraciones del CD Guijuelo que con una victoria podría haberse encaramado hasta la octava posición. 

El equipo verdiblanco se mantiene en la undécima posición después ceder ante la Ponferradina y quedarse con los 39 puntos con los que viajaba hasta El Toralín. Una lástima porque un resultado positivo unido a otros que ha habido esta jornada le habría permitido escalar más posiciones y, sobre todo, alcanzar ese reto de plaza de Copa que parece la aspiración más factible de aquí a final de temporada. 

 

En todo caso deberá seguir sumando para no tener que volver a mirar de frente a las posiciones de abajo, con la plaza de promoción a distancia de nueve puntos ahora mismo. 

 

Así que toca ponerse las pilas aunque el partido que tiene por delante no tiene pinta de ser sencillo porque el próximo domingo el que llega al Municipal de Guijuelo es el Fabril, cuarto clasificado y equipo que no quiere fallar para no poner en peligro esa posición ante el Navalcarnero al que tiene a solo dos puntos.