El Guijuelo se queda con lo justo para cerrar el año

Carlos Valverde está a la espera de conocer si sufre una microrrotura

El equipo verdiblanco pierde a Ismael y Valverde por lesión que se unen así a la larga lista de inquilinos que tiene la enfermería. Bajas que dejan al Guijuelo con lo justo para cerrar el año. Sito espera que Jaime y Romero pueden llegar a estar listo frente al Alcalá pero no las tiene todas consigo. 

La plaga de lesiones sigue extendiéndose en las filas del Club Deportivo Guijuelo y a las bajas ya conocidas se suman ahora las de Ismael y Carlos Valverde. El primero sufre una rotura en la zona isquiotibilial que le obligarán a ausentarse del terreno de juego al menos hasta el año próximo, mientras que Carlos Valverde está a la espera de pruebas que confirmen si sufre o no una microrrotura también en esa misma zona.

 

Dos ausencias seguras para el encuentro del domingo ante el Alcalá y que se suman a las de larga duración de Arturo, Montero, Pedro o Ballesteros. Tampoco han podido actuar en las últimas semanas Romero y Jaime por diferentes problemas físicos, y Edu no ha podido entrenar hoy por culpa de una gripe. Ante este panorama está claro que el Guijuelo afronta el fin de año en cuadro y Sito tendrá muy fácil completar la convocatoria ante el Alcalá citando a aquellos futbolistas sin dolencias.

 

Hasta el domingo no se sabrá si podrá contar con Romero y Jaime que evolucionan favorablemente. Dos 'refuerzos' que el técnico seguro que agradecería. Como el mismo Sito dice, "si no llegan en enero fichajes, al menos que se cierre la enfermería". 

 

El entrenador del Guijuelo no se fía ni quiere que nadie lo haga del rival que le visita el domingo, el Alcalá, pese a que se encuentra en puestos de descenso. "Son partidos más complicados porque la gente se cree que no son contrincantes difíciles y es al contrario. Es un buen equipo que ha tenido, como nosotros problemas con el gol pero ha hecho buenos partidos", avisa.

 

Sobre las dificultades que encuentra su equipo para ver puerta, Sito reconoce que es un problema aunque destaca que se habla de "acierto y no de otra cosa porque ocasiones estamos generando y eso es importante. A ver si los hombres de arriba cogen ese punto de confianza y vamos entrando un poco más por ahí".

 

El que ya está reincorporado cien por cien al ritmo de trabajo con el grupo es Garban, titular el pasado fin de semana en San Sebastián de los Reyes. "Sí ya va cogiendo el ritmo y es importante tener a un jugador más para esa línea de arriba porque cuantos más jugadores de corte ofensivo tengamos, mejor".