El Guijuelo se gusta y golea a un Unionistas con muchas dudas atrás

Carlos Rubén, autor del segundo gol, se lleva el balón en la medular (Foto: Teresa Sánchez)
Ver album

El CD Guijuelo se impone con claridad, cuatro goles a uno, ante un Unionistas que dejo dudas en las retaguardia y que resulto muy accidentado con las lesiones de Admonio y Carmona. 

El Club Deportivo Guijuelo 2017-2018 se presentaba ante su afición en el Municipal con pocas novedades en la plantilla porque se ha apostado por la continuidad del bloque puesto a las órdenes de Ángel Sánchez. Lo hacía en un test interesante, ante un rival de su propio grupo como Unionistas de Salamanca, por primera vez en igualdad de condiciones en cuanto a categoría y para el que también era un examen importante puesto que se encontraba frente a un equipo experimentado en la línea de lo que se va a encontrar a lo largo del año así que podía sacar conclusiones. La realidad es que las positivas se quedaron en casa y es Unionistas el que deberá apretar en las dos semanas de pretemporada que restan para intentar corregir los errores, principalmente atrás, que se pudieron observar durante el duelo. 

 

El Guijuelo quiso salir a mandar en su feudo con una idea clara de juego, protegido atrás con jugadores experimentados como Ayala y Juanra con Carlos Rubén y Ayub por delante y buscando la velocidad de hombres de arriba como Borrego o Fuster. El ex de la UD Santa Marta fue el primero que lo intentó, aunque no pudo concretar antes de que Unionistas creara la primera situación de incertidumbre en el área del Guijuelo en la salida de un córner. Una acción en la que buscaba a Admonio, que se convirtió en protagonista sin quererlo minutos después al tener que retirarse lesionado con evidentes gestos de preocupación tanto de él como desde el banquillo. 

 

Poco después llegaría el primer tanto del Guijuelo en un saque de esquina que después de ser peinado en el primer palo. Borrego, atento en el segundo, cazó el balón para mandarlo al fondo de la portería sin que Molina, pese a tocar el esférico pudiera despejarlo. Unionistas acusó mucho tanto ese gol como la ausencia de Admonio y perdió su orden defensivo dando facilidades a su rival que, de nuevo, a balon parado hizo el segundo tanto. Esta vez fue Carlos Ruben el que no perdon´p en el segundo palo donde Molina llego tarde a despejar. Dos ocasiones y dos goles a balón parado, un aspecto que se nota que el Guijuelo quiere tener dominado esta temporada. 

 

El duelo ya era un monólogo de los locales ante un Unionistas que no progresaba más allá de la línea de tres cuartos y que encima se encontró justo antes del descanso con el tercero en su contra después de que Ayub aprovechara un pase interior y el desajuste de la zaga para plantarse en solitario ante el guardameta. 

 

Intentó mejorar Unionistas en la segunda mitad en la que el juego se igualó más aunque con el cuarto, obra de Raúl Ruíz en una nueva contra, todo estaba finiquitado. En el 52 hizo Manjón -el más peligroso desde su entrada en el campo-, el del honor tras un centro desde la banda izquierda de Juanmi, que fue rechazado quedando a los pies del delantero que no perdonó.

 

Poco más dejó el partido que se enfrió definitivamente en la acción del choque entre Carmona y Pau Cendrós. El segundo lesionado de un partido que salió caro en ese aspecto aunque dejó mejores vibraciones para los de Guijuelo, más preparados ya para el inicio del campeonato. 

Noticias relacionadas