El Guijuelo se despide con una sonrisa y una Copa

El CD Guijuelo despide la temporada ante su afición con una gran victoria ante el Real Murcia. mostrando su mejor cara y con la clasificación para la Copa del Rey en el bolsillo. Gran ovación para Chuchi tras ser sustituido en su adiós del equipo.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CD GUIJUELO: Felipe Ramos; Raúl Ruiz, Jonathan, Gonzalo, Razvan; Moreno, Valero, Pastor (m. 68 Garban), Carlos Rubén (m. 87 Nierga); Chuchi (m. 78 Yeray) y LambarrI.

 

REAL MURCIA: Fernando: José, Pumar (m. 79 Satrústegui), Víctor Ruiz, Armando; Jaume, Álvaro Rey (m.55 Javi Márquez), Carriillo (m. 55 Carrillo), Garmendia; Gerard y Rubén Sánchez.

 

GOLES: 1 - 0 minuto 34, Gonzalo. 2 - 0 minuto 56, Valero.

 

ÁRBITRO: García Maqueda (colegio extremeño). Amonestó a Valero (m. 48) y Carlos Rubén (m. 79 por parte del CD Guijuelo y a Álvaro Rey (m. 33), Gerard (m. 58) por parte del Murcia.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 37 del Grupo I de Segunda B que ha enfrentado a Guijuelo y Murcia. En el descanso, los chupetines de Guijuelo y Alba de Tormes disputaron un partido de exhibición.

El Municipal de Guijuelo recuperó la sonrisa en la despedida de la temporada en casa tras derrotar a todo un Real Murcia y certificar la Copa del Rey, en una temporada en la que el vaso medio lleno deja una campaña positiva en resultado, aunque siempre pensando en lo que pudo haber sido y no fue.

 

Pero lo que está claro es que el Guijuelo hizo al Murcia un equipo más pequeño y le sobrepasó en todo momento, mostrando una superioridad que hacía muchos partidos que no se veía. Quizá porque en el once titular y en el banquillo estaban los que tenían que haber estado más veces juntos, quizás...

 

Gonzalo y Valero hicier

 

El Guijuelo salió de inicio con su versión más ofensiva, la esperada durante mucho tiempo, pero que no había llegado hastab ahora, quizá por ser el último partido en casa. Raúl y Pastor formaron en la derecha, con Carlos Rubén y Lambarri en el ataque, bien secundados por un Chuchi que decía adiós a Guijuelo, igual que Razvan y otros tantos jugadores, entrenador incluido. de hecho, Jonathan cedió el brazalete de capitán a Chuchi para despedirse de su afición coomo capitán.

 

El choque comenzó con un Guijuelo intenso y con ganas de agradar, sabedor de que una victoria le deja en Copa del Rey y más tras la derrota de la SD Compostela. Los salmantinos salieron a dominar el partido desde el principio y tuvieron las dos primeras llegadas del partido, primero con un remate de Gonzalo a centro de Carlos Rubén, y después con una galpada de Razvan, cuyo centro no encontró el remate de Lambarri por muy poco.

 

Pasaban los minutos y el dominio del juego y del balón seguían teniendo color verde, mientras que el Real Murcia no perdía el sitio en el campo y tenía muy claro cuáles podían ser sus opciones en este partido e iba a tratar de aprovecharlas. Y una de ellas llegó en el 21, con una mala entrega de Jonathan en el medio campo, que provocó una contra 4 para 3 que el Murcia no supo aprovechar tras llegar rápido Javi Moreno para tapar el disparo de Carrillo. Había que poner especial atención, como siempre, en ese tipo de jugadas.

 

El Guijuelo, por su parte, llegaba con frecuencia a área rival, con envíos y combinaciones, pero no concretaba para lograr la suerte de gol, que falta hacía para intentar romper el partido. La más clara llegó en el 26 con una buena jugada de Pastor cuyo centro dentro del área no encontró 'matador'. Acto seguido, Fernando intervino en un remate de cabeza solo de Jonathan a la salida de un córner, en otra opción desperdiciada por parte de un Guijuelo mejor.

 

Pero el fútbol fue justo, y esa mejoría se trasladó al marcador en el minuto 34 después de una jugada ensayada en una falta entre Chuchi y Jonathan, cuyo primer rechace cayó dentro dentro del área en las botas de Gonzalo que remachó con contundencia a gol, levantando la grada y haciendo el primero en el 34. A partir de ahí, el equipo supo mantener la ventaja para irse al descanso con el marcador a favor.

 

(Fotos: Alba Villar)

 

SENTENCIA DESDE EL PRINCIPIO

 

En la reanudación, el Murcia salió más concienciado de la necesidad de puntuar ante la clara victoria del Ferrol, y el Guijuelo debía aguantar el arreón inicial de los de Aira, que salieron de una manera muy distinta al campo que en la primera parte, aunque esta situación le duró apenas cinco minutos.

 

No en vano, los 'verdes' seguían haciendo de las suyas en ataque, con un Pastor muy versátil pero con poco remate y con Valero teniendo la mejor del partido tras un brillante pase de Carlos Rubén, pero en el mano a mano con Fernando intentó una vaselina y éste le adivinó la intención. En el córner posterior, Jonathan se encontró un balón pero no pudo conectar bien el remate, en un vendaval ofensivo de los salmantinos.

 

Los chupetines del Guijuelo también se sumaron a la fiesta

 

Pero el Guijuelo no quiso esperar mucho más para cerrar el partido, y en el 56, Valero aprovechó un gran pase para quedarse de nuevo solo nate Fernando y, esta vez sí, batirle de tiro cruzado y estallar de alegría sabedor de la importancia del 2-0 en un momento del partido como ése.

 

A partir de ese momento, el Guijuelo siguió dominando sin permitir al Murcia ni jugar, ni enviar, ni sorprender, en un choque serio, en el que el equipo estaba si cabe más motivad por ser la despedida en casa de la temporada y la marcha de muchos jugadores importantes.

 

En el 78, llegó uno de los momentos más emotivos del partido, como fue la retirada del '10' del terreno de juego en el que fue su último partido en casa, ante su afición, y bajo una gran ovación, con el público en pie. Chuchi decía adiós después de tres temporadas y muchas clases dentro y fuera de los terrenos de juego.

 

Así, el pitido final del árbitro certificó la clasificación del equipo para la Copa del Rey tras un buen partido, quizá el mejor de la segunda vuelta, ante un rival llamado a estar en Segunda la próxima campaña. Gran despedida y sonrisa para cerrar con la Copa la temporada de lo que pudo haber sido y no fue... la próxima más, no sabemos si mejor.

Noticias relacionadas