El Guijuelo se desmorona

El equipo de Estévez tira el partido en solo 9 minutos al encajar tres goles frente al líder Real Oviedo después de cometer otros tantos errores infantiles. Luego, el equipo intentó dar la cara hasta el final, pero suma su cuarta derrota consecutiva y se lleva una 'manita'.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CD GUIJUELO: Felipe Ramos; Jonathan, Yeray (m. 69 Nierga), Rigo, Granados; Moreno (m. 54 Valero), Jorge Alonso, Garban (m. 54 Fran Pastor), Carlos Rubén; Chuchi y Lambarri.

 

REAL OVIEDO: Esteban; Nacho (m. 70 Charlie), Bautista, Vila, David Fernández; Erice, Borja Valle, Font (m. 72 Sergio García), Omgba; Dioni (m. 78 Cervero) y Linares.

 

GOLES: 0 - 1 minuto 22, Linares. 0 - 2 minuto 29, Borja Valle. 0 - 3 minuto 31, Linares (p). 0 - 4 min uto 76, Dioni. 0 - 5 Dioni, minuto 78. 1 - 5 Nierga, minuto 85.

 

ÁRBITRO: Santos Pargaña (coleguo andaluz). Amonestó a  Garban (m. 39), Rigo (m. 53) y Fran Pastor (m. 68) por parte del Guijuelo.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 24 del Grupo I de Segunda B que ha en frentado a CD Guijuelo y Real Oviedo en El Municipal ante más de un millar de espectadores. Hubo un minuto de parón porque así quiso el Guijuelo para solidarizarse con el fútbol asturiano.

El Guijuelo recibió frente al Oviedo otro duro correctivo, tan duro como merecido, porque regaló en solo 9 minutos y tras tres errores, un partido que tenía controlado y que dominaba sin pasar apenas apuros. A raíz del primero de Linares, el equipo se desmoronó y encajó dos nuevos tantos fruto de sus propios fallos, los que siempre le condenan.

 

Además, la falta de pegada del equipo quedó inmortalizada en un remate de Lambarri que, solo, mandó arriba el balón cuando ya se cantaba el gol, dejando a las claras otra de las grandes diferencias con el líder del Grupo y otros de la categoría. El gol, se paga.

 

El Guijuelo encadenó su cuarta derrota consecutiva, que le hace además, apearse del play off y ocupar la quinta plaza después de estar ahí desde el principio de la temporada. Cosas del fútbol y de un bache que se ha hecho demasiado grande.

 

Fernando Estévez modificó su once en relación a semanas pasadas, dando entrada a Jorge Alonso por Valero y a Rigo por Gonzalo en el eje de la zaga, manteniendo a Garban en la banda y a Lambarri en la punta de ataque por Nierga. Además, Felipe Ramos debutó esta tenmporada en detrimento de Devis Epassy.

 

El choque comenzó con el Guijuelo queriendo la pelota y moviendo con criterio a un Oviedo que presionaba y que solo con mirar su plantilla, asustaba. Pero el Guijuelo no teme a nadie y así lo quiso demostrar en el terreno de juego, siendo fiel a la filosofía que le ha llevado a la gloria.

 

De hecho, la primera opción en ataque fue para Carlos Rubén en el minuto 6, que no llegó por muy poco a rematar un gran centro de Garban desde la derecha; dominaba el Guijuelo, pero cualquier error podía ser fatal; la concentración debía ser máxima.

 

Pasaban los minutos y el partido se movía por los derroteros que quería el equipo salmantino, aunque los de Sergio Egea tienen 'veneno' en la parte de arriba del equipo y cualquier llegada era peligrosa. No en vano, el equipo de Fernando Estévez encerraba, por momentos al Oviedo en su campo, que buscaba salir rápido desde atrás, con mucho peligro.

 

El reloj seguía corriendo y la pelota era de color 'verde' con un Guijuelo que se apoyaba mucho en Chuchi, Jorge Alonso y los hombres de banda para mover al Oviedo, pero sin crear excesivo peligro de gol. Y, cosas del fútbol, injusto en muchas ocasiones, en la primera llegada del Oviedo, y a balón parado (m. 22) un error en la zaga permitió a Erice centrar dentro del área para que Linares, entrando desde atrás, batiese a placer a Felipe Ramos, en un golpe muy duro para el equipo.

 

Tocaba levantarse e intentar una machada muy complicada... Pero ni mucho menos fue así, porque en solo 9 minutos el Oviedo le iba a endosar un 0 - 3 a un Guijuelo que se vino abajo y que cometió dos errores completamente infantiles para tirar por la borda el trabajo de 22 minutos muy buenos.

 

Borja Valle en el 29 tras una mala entrega de Yeray que perdió la bola en el medio del campo, y Linares de penalty tras otro error que Granados frenó en pena máxima, hicieron el 0-3, quizá inmerecido por los méritos de unos y otros. Pero los errores, y más si son infantiles, se pagan muy caros contra el líder.

 

Con este marcador, el partido había terminado y quizá había que preocuparse más de no salir vapuleado que de intentar algo más. En solo 9 minutos, el Guijuelo había mandado el partido a la basura. Castigo, sí, pero los fallos incomprensibles, se pagan...

 

(Foto: Chema Díez)

 

EL GUIJUELO INTENTA DAR LA CARA

 

En la reanudación, el Guijuelo saltó al campo con la intención de dar la cara hasta el final e incluso pudo entrar en el partido si Lambarri, a puerta vacía, marca el 1-3 tras un gran centro de Jonathan Martín. Pero, ahí está una de las diferencias: Linares tocó dos balones y los metió y Lambarri, a puerta vacía, falla. Claro, el gol se paga...

 

No en vano, el Guijuelo lo intentó hasta el final y mejoró en la segunda mitad, a raíz de la entrada de la entrada de Valero y Pastor; además, Estévez dio entrada al 'Increíble' Nierga por Yeray, ubicando a Jonathan en el eje de la zaga y a Pastor en el lateral. Pero todo estaba sentenciado, y Dioni hizo el cuarto y el quinto del Oviedo para cerrar la 'manita', marcando Nierga el de la honra en el 85 tras un córner.

 

Los salmantinos acumulan ya cuatro partidos con derrota, esta última frente al líder, lo que hace que el equipo salga de los puestos de play off que ha ocupado durante toda la Liga, entrando en barrena y sin solución dentro y fuera del campo. La situación ya es más que preocupante... y la imagen del equipo, más.

(Foto: Chema Díez)
Ver album

Noticias relacionadas