El Guijuelo se alía con la heroica y el fútbol para remontar

El equipo salmantino remonta de nuevo un partido en El Municipal después de jugar toda la segunda parte con uno más. Nierga y Nestor Gordillo (2) consuman una victoria merecida.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CD GUIJUELO: Epassy; Granados (m. 76 Néstor), Juli Ferrer, Yeray, Jonathan; Valero (m. 88 Gonzalo), Moreno, Carlos Rubén, Razvan; Chuchi (m. 73 Ramiro) y Nierga.

 

RACING DE FERROL: Mackay; Jonathan Aspas, Maceira, Tena, Antonio; Iván Forte, Diego Vela, Dani, Adrián Cruz (m. 70 Dalmau); Joselu (m. 85 Álvarez) y Pablo Rey (m. 54 Vázquez).

 

GOLES: 0 - 1 minuto 3, Pablo Rey. 1 - 1, minuto 61, Nierga. 2 - 1 minuto 83, Nestor Gordillo. 3 -1 minuto 90, Néstor.

 

ÁRBITRO: Peña Valera (colegio andaluz). Amonestó a Carlos Rubén (m. 39), Javi Moreno (m. 44) y Néstor Gordillo (m. 84) por parte del CD Guijuelo y a Adrián Cruz (m. 8), Tena (m. 33), Pablo Rey (m. 35) y Maceira (m. 44). Expulsó a Vela por agredir a un jugador del CD Guijuelo por parte del Racing de Ferrol.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 13 del Grupo I de Segunda B disputado en El Municipal que ha enfrentado a CD Guijuelo y a Racing de Ferrol ante 500 espectadores.

Tres puntos que saben a algo más que eso; el CD Guijuelo ha apelado de nuevo a la heroica y al fútbol para lograr otra remontada tras comenzar el choque perdiendo (minuto 3, gol de Pablo Rey) y después de jugar toda la segunda parte con una más por expulsión de Vela en el minuto 41.

 

Nierga y Nestor Gordillo (2) con Jonathan Martín con dos asistencias de gol (otro de los más destacados) consumaron una remontada merecida y trabajada pese a la dificultad del partido que se puso muy cuesta arriba. Los salmantinos consolidan su puesto de play off y le meten siete puntos a un rival directo como el Ferrol, abriendo una brecha importante con otros equipos.

 

El Guijuelo saltó al campo con varias novedades en el once derivadas de las bajas de Sergio Garabato y Antonio Moreno por lesión y de Raúl Ruiz por sanción. Así, Estévez salió con Jonathan en el lateral derecho cubriendo la baja de Moreno y el francés Epassy que debutaba en la portería como titular tras la baja de Garabato. Yeray siguió en el eje de la zaga y Granados y Razvan copaban el costado izquierdo con mucha velocidad y peligro.

 

El partido comenzó de la peor manera posible para el Guijuelo con un mazazo peor que la lluvia y el estado del terreno de juego porque llegó en forma de gol. El capitán del Racing de Ferrol, Pablo Rey, se sacó de la chistera un golazo digno de elogio tras mandar una vaselina cruzada por encima de un Epassy sorprendido y que nada pudo hacer ante semejante golpeo. Era el minuto 3 y las cosas se le ponían cuesta arriba al Guijuelo porque tocaba remar y mucho... una vez más. Cambiaba el guión del partido por lo complicado, no por lo esperado.

 

Pero este equipo no se arruga y el 'profe' Chuchi respondió con un buen golpeo desde fuera del área que Mackay mandó a córner tras una buena intervención; no en vano, el equipo gallego tenía veneno aerriba y así lo demostraba en cada acercamiento. El Guijuelo dominaba la pelota y tenía el mando ante un rival que vivía de su orden, seguridad y de pelotas arriba a Joselu y Adrián Cruz y a su mejor hombre, Pablo Rey.

 

Pasaban los minutos y el partido iba por los derroteros esperados pero el campo le privaba al Guijuelo de una mayor continuidad en sus juegadas por el agua acumulada; había que tomar quizá un 'plan B' para superar esta circunstancia.

 

Los de Fernando Estévez lo seguían intentando pero se chocaban una y otra vez con el orden del Racing de Ferrol y sorprendían en alguna ocasión con Joselu en pelotas largas, y una de ellas casi le cuesta un disgusto al Guijuelo, pero el francés Epassy resolvió a la perfección en dos tiempos, demostrando su agilidad.

 

El final de la primera parte se emborronó con una tangana que terminó con un jugador del Racing de Ferrol expulsado (Vela) por 'tocar' la cara de un jugador del equipo 'verde' y uno del Guijuelo amonestado (Javi Moreno), tras una bronca que duró varios minutos y que encendió aún más los ánimos. El partido se le ponía un poco más de cara a los de Fernando Estévez.

 

APARECEN 'EL INCREÍBLE' Y NÉSTOR

 

En la reanudación, el Ferrol plantó casi dos líneas para cerrarse aún más con Joselu como un 'islote' arriba, con un Guijuelo que debía derribar a base de fútbol o acometidas el muro de los gallegos. Y lo intentó desde el inicio con una doble ocasión de Carlos Rubén, primero con un remate de cabeza desviado y luego con un acrobático remate tras centro de Razvan que solo Mackay pudo impedir, en el que hubiese sido el gol de la jornada.

 

(Foto: Sara Bayón)

 

Pero en una buena combinación de los salmantinos en el minuto 61, iba a llegar el empate de la mano del 'Increíble Nierga', que aprovechó un gran centro de Jonathan desde la derecha para revolverse en el área y meter la puntera para hacer el primero de los salmantinos, más que merecido por fútbol y empuje. La mitad del trabajo estaba conseguido...

 

No en vano, pasaban los minutos y el Ferrol se encerraba más y más con el fin de tratar de dormir el ritmo del partido y tan solo iniciar alguna arrancada pero sin perder la retaguardia. En el 73, Chuchi se vio obligado a abandonar el terreno de juego por lesión, dando entrada Estévez a Ramiro, perdiendo los salmantinos la magia que caracteriza al '10'.

 

Granados dejó su puesto a Néstor para intentar buscar otras opciones por dentro y por banda, buscando la frescura que ya le faltaba al equipo con el paso de los minutos y que a la postre, sería definitivo y héroe del partido.

 

De hecho, el canario hizo el segundo gol en el 83 tras un buen pase de Jonathan Martín y el tercero en el 90 para llevar el delirio a la grada y remontar un partido más que merecido. De hecho, la victoria vale para dejar al Ferrol a siete puntos y dar un golpe de autoridad apelando a la heroica y al fútbol. Sin más... ni menos.