El Guijuelo se agarra a Segunda B con su victoria ante el Somozas

Celebración del gol de Pino (Foto: De la Peña)
Ver album

El CD Guijuelo derrota no sin sufrimiento al colista del Grupo I, pero se quita un problema de en medio, venciendo además a la ansiedad de vencer el casa. El Somozas lo intentó hasta el final, pero no pudo con un equipo que se agarra con todo a Segunda B (2-0).

 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CD GUIJUELO: Kike Royo; Raúl, Ángel, Jonathan (c), Héctor; Carles Marc, Luque, Jonxa, Javito (m. 58 Dimas); Nestor (m. 75 Piojo) y Pino (m. 83 Juliá).

 

UD SOMOZAS: Molina; Cristian, Toni Medina, Baleato, Antonio; Sielva, Amaro (m. 60 Rami), Keko, Arkaitz; Íñigo e Iván Pérez (m. 60 Pedrosa).

 

GOLES: 1 - 0 minuto 27, Raúl Ruiz. 2 - 0 minuto 77, Pino.

 

ÁRBITRO: Guillermo Conejero Sánchez (colegio extremeño). Amonestó a Pino (m. 49) por parte del CD Guijuelo y a Amaro (m. 19), Antonio (m. 31), Sielva (m. 40), Toni Medina (m. 50), Íñigo (m. 51) por parte de la UD Somozas.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a a jornada 29 del Grupo I de Segunda B que ha enfrentado a CD Guijuelo y UD Somozas en El Municipal.

El CD Guijuelo se agarra a Segunda B, y lo hace fuerte, después de derrotar no sin sufrimiento al colista del Grupo I, la UD Somozas, para quitarse, además, un rival de encima. Los de Fabregat vencieron 2-0 (goles de Raúl Ruiz y Pino) con sufrimiento y pagando la ansiedad en una segunda parte en la que apenas se vio fútbol y sí muchas imprecisiones, fruto de lo que se está jugando el equipo.

 

Pero ahora, lo que importa es a clasificación cuenta con tres puntos más y el CD Guijuelo sigue con vida en una liga que se ha complicado mucho. Ahora, toca seguir trabajandom sufriendo y soñando para lograr e objetivo final, cuando ya espera el Coruxo en la próxima batalla. Carles, Jonathan y Héctor se mostraron muy seguros en el apartado defensivo, en un trabajo atrás del equipo que sigue dando sus frutos.

 

El once que saltó al terreno de juego no varió mucho con el que perdió en León en hombres, porque el sistema cambió para volver a una defensa de cuatro hombres, manteniendo a Carles en el centro de campo y con el regreso de Javito al ataque del equipo de Fabregat. Todo ello, con el fin de lograr la sexta victoria dela temporada frente al colista.

 

El choque comenzó con un susto inesperado para el CD Guijuelo, que pudo terminar en tragedia. Un error atrás permitió una apertura a banda para que Arkaitz se plantara solo ante Kike Royo y, en lugar de lanzar, pusiera un centro al que no pudo llegar Íñigo, llevando el primer pinchazo en el estómago a la grada. No en vano, desde el inicio quedó claro que el Somozas no quería el balón y era el Guijuelo el que llevaba el peso del partido.

 

Ante esta situación, en el 8 y en el 9, Nestor y Javito iban a desaprovechar dos ocasiones clarísimas de gol. 'El brujo' no supo resolver un mano a mano contra Molina, que sacó muy bien la pelota, mientras que Javito no supo controlar bien un balón para batir por alto al portero del equipo gallego y hacer así el primero, en unos minutos de vendaval ofensivo de los de Fabregat. Y es que hoy sí parecía que el gol iba a ser cuestión de tiempo, solo faltaba ver cuánto... Nestor y Pino seguían copando el protagonismo arriba, pero Molina, portero del Somozas, se estaba convirtiendo en el protagonista. Eso, sumado a la falta de gol del equipo, hacía que el marcador fuese aún 0-0.

 

Y el momento del CD Guijuelo llegó en el 27, justo en el momento en el que Raúl Ruiz cogió 'la moto'. El lateral recibió en campo del Somozas, con cara de que algo iba a pasar. Desbordó a su rival, hizo una diagonal y de tiro cruzado desde dentro del área batió a Molina para llevar el primer al marcador y quitarle un peso de encima al Guijuelo, que vencía de forma merecida.

 

Sin duda, lo peor de los primeros 45 minutos era el 1-0, ya que el Guijuelo debía haber sentenciado el partido para evitar posibles sorpresas de última hora, como en el 40, cuando Kike Royo tuvo que responder abajo a un tiro de Iván Pérez.

 

SUFRIMIENTO Y... SENTENCIA

 

En la reanudación, el CD Guijuelo salió medio dormido y eso le puedo costar caro con una mala cesión de la zaga a Kike Royo y una mala devolución de este último que, por suerte, no tuvo consecuencias. Pero el equipo debía dar el 100% y marcar cuanto antes el segundo gol para sentenciar el choque. Y la tuvo Pino en el 49 con un disparo cruzado desde dentro del área que Molina sacó bien abajo.

 

El CD Guijuelo seguía intentándolo, pero quizá los nervios del resultado y de su situación en la tabla, hacían que el equipo estuviese más agarrotado que en la primera mitad, se motaba y mucho. De ahí la importancia de ese segundo gol que tenía que llegar.

 

La cantera del CD Guijuelo estuvo con el equipo (Fotos: De la Peña)

 

En el 58, Fabregat movio ficha dando entrada a Dimas por Javito para buscar frescura y gol arriba, y con el fin de sentenciar y evitar problemas, ansiedad y demás aspectos psicológicos, pero el partido había entrado en un momento en el que apenas se jugaba  las imprecisiones estaban a flor de piel, igual que los nervios y la pesadilla del descenso.

 

En el 75, para buscar aire en el terreno de juego, y para parar el partido, Jordi Fabregat dio entrada a Piojo por Nestor, para cerrar la banda e intentar buscar un desborde que faltaba. Ahora, quedaba apretar los dientes y sacar los tres puntos como fuera... así tenía que ser. Pero, cosas del fútbol, el Guijuelo iba a sentenciar a falta de 13 minutos para el final, con un tanto en el segundo palo tras un córner que el andaluz no perdonó, para sumar su gol número 10 en Liga y cerrar la victoria.

 

Asi, el Guijiuelo logra su sexto triunfo de la temporada, suma 28 puntos, y sigue en la pelea por salvar la categoría, dando un pasito más hasta su próxima batalla, Esto va a ser así hasta el final, lo importante es que los de Fabregat se agarren con uñas y dientes a Segunda B, es será buena noticia.

Noticias relacionadas