El Guijuelo quiere y necesita seguir bailando aunque tenga a la peor pareja enfrente
Cyl dots mini

El Guijuelo quiere y necesita seguir bailando aunque tenga a la peor pareja enfrente

Kamal puede volver después de cumplir dos partidos de sanción (Foto: Arai Santana)

La música suena de nuevo en el Municipal Luis Ramos donde se dan cita un Guijuelo, que agota sus últimos balas, y un Zamora, que quiere asaltar el liderato. 

El Club Deportivo Guijuelo quiere, y necesita, seguir bailando hasta que acabe la música y además poner el máximo ritmo posible. En la situación en la que se encuentra el equipo del Municipal tiene que pensar en el corto y en el medio plazo olvidándose de quien tiene enfrente e incluso abstrayéndose todo lo que pueda de sus propios problemas y limitaciones.

 

Es evidente que es un equipo para el que cada partido se ha convertido en una final porque ahora ya parece complicado que pueda abandonar esas últimas posiciones antes de que finalice esta primera parte del campeonato pero, como los puntos cuentan, necesita los máximos posibles para la segunda en la que deberá evitar la peor de las debacles.

 

La derrota ante el Coruxo pesa pero debe quedar en capítulo cerrado y lo que le quede de rebeldía al equipo de Chuchi Jorqués debe salir a la luz como un arma más con la que tratar de hacer frente a uno de los conjuntos más sólidos, sino el que más, del grupo. El Zamora pasó de ser la sorpresa a convertirse en uno de los favoritos para estar en la lucha por el ascenso sin discusión y llega al Municipal además con la oportunidad de encaramarse a la primera posición del grupo así que a su buen momento físico, táctico y mental se le suma un acicate importante.

 

El equipo local recupera a Kamal para este encuentro después de cumplir dos de sanción pero sufre un revés importante con la baja, al cumplir ciclo, de un futbolista vital como Carlos Rubén al que además se suma en la lista de bajas otra pieza clave en la medular como Cristóbal. Toca reinventar de nuevo la zona de creación y contención. Jonathan Martín, Lucas Puime, Manu Molina y Lolo Plá completan la nómina de los ausentes aunque más allá de ellos son los presentes los que deben dar el do de pecho y mantener viva la fiesta.

 

El encuentro, correspondiente a la jornada 11 de Liga que fue aplazado en su momento por los casos de coronavirus en el equipo del Municipal, comenzará a las 17 horas de este 24 de febrero y estará dirigido por el colegiado Alexandre López Vila, del colegio gallego.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: