El Guijuelo hunde al Toledo y ya busca nuevos objetivos

Carlos Rubén celebra con rabia el primer gol del Guijuelo (Foto: De la Peña)
Ver album

El CD Guijuelo derrota el CD Toledo (2-1) gracias a los goles de Carlos Rubén y Carmona, que dejan al equipo en una posición óptima en la tabla. Miedo por la lesión de Carlos, que se retiró lesionado.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CD GUIJUELO: Kike Royo; Raúl Ruiz, Abel Pascual, Julio Algar, Kevin; Carlos Rubén (m. 23 Diego Manzano), Borja, Luque (m. 89 Ayub), Carmona (m. 77 Juanra); Manu Fuster y Diego Suárez.

 

CD TOLEDO: Alcolea; Expósito, Tomás, Aarón Galindo, Echaide (m. 70 Marcos); Israel Castro, Carlos Rodríguez (m. 83 Toño Vázquez), De Lerma, Barranco (m. 65 Obed); Figueroa y Jorge Ortí.

 

ÁRBITRO: Jagoba López Buitrago (colegio vasco). Amonestó a Julio Algar (m. 43), Manzano (m. 46) por parte del CD Guijuelo y a De Lerma (m. 18), Ortí (m. 53) por parte del CD Toledo.

 

GOLES: 1 - 0 minuto 4, Carlos Rubén. 2 - 0 minuto 29, Carmona. 2 - 1 minuto 31, Tomás.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 22 del Grupo I de Segunda B que ha enfrentado en El Municipal a CD Guijuelo y CD Toledo ante 400 espectadores.

El CD Guijuelo suma y sigue y ya son cinco partidos (4 victorias y un empate) sin saber lo que es perder un partido, lo que ha permitido al equipo de Fabregat mirar muy en serio la zona alta de la tabla. Y lo ha hecho después de vencer a un CD Toledo de capa caída que fue un equipo poco consistente y al que le da vértigo su situación en la tabla.

 

El Guijuelo jugó al ritmo que marcó Carlos Rubén hasta su lesión (m. 20), tras anotar un gol que solo alcanzan jugadores de ese nivel y su ausencia es la peor noticia para los 'verdes'. Carmona hizo el 2-0 tras una buena jugada individual dentro del área, pero Tomás hizo el 2-1 acto seguido para alimentar las dudas. Finalmente, el equipo logró aguantar

 

Jordi Fabregat saltó al campo con un once que contaba con la ausencia de Manu Dimas en relación a la semana pasada, introduciendo en su lugar a Carmona, para jugar con Fuster por dentro e intentar hurgar en la herida de un Toledo al borde del abismo en la clasificación.

 

El choque dio comienzo con un Guijuelo muy activo y que tuvo dos ocasiones en el primer minuto, en las botas de Diego Suárez y Manu Fuster, pero ambos no conectaron bien con la pelota dentro del área rival. Los de Onésimo se mostraban muy inseguros en las transiciones. Curiosamente, el CD Guijuelo, peleado con el gol todo el año, encontró el premio tras bajar Carlos Rubén un 'melón' enviado por Kevin, cambiarse la pelota de pie y poner el balón en la escuadra de Alcolea, que solo pudo mirar el excelso gol del '6' del CD Guijuelo, para poner el 1-0 en el marcador.

 

Y es que, los de Fabregat parecen haber recuperado soltura en ataque después de la salida de varios jugadores en el mercado de invierno, dando la razón a los que apoyaban que el que no quiere estar, mejor que se vaya.

 

A partir de ahí, el equipo intentó enlazar buenas acciones en ataque, sujetando bien al CD Toledo de Onésimo, que jugaba contra el equipo salmantino y contra su delicada situación en la tabla. Y es que, por muchos jugadores que puedan pasar, era Carlos Rubén el que movía al equipo a su antojo, o lo que es lo mismo, se jugaba a lo que quería el andaluz.

 

Pero, cosas de la vida y el fútbol, en el minuto 20 iba a tener que retirarse lesionado después de un mal gesto y sin poder apoyar su pierna izquierda en el suelo. Mala suerte para uno de los mejores, si no el mejor jugador del Guijuelo. Manu Fuster unió a su calidad también su desparpajo para volver loca a toda la defensa del Toledo con su juego entre líneas sin hallar por el momento el premio del gol.

 

En el 27, Kike Royo se puso de nuevo el traje de 'santo' para sacar una mano espectacular a remate de Echaide tras jugada de estrategia, para salvar el empate y males mayores. Y, como esto es así, del 1-1 se pasó el 2-0 después de que Carmona rescatase un balón dentro del área para plantarse ante Alcolea y batirle en el mano a mano, dando un golpe encima de la mesa.

 

Carlos Rubén se retiró lesionado, parece que de gravedad (Fotos: De la Peña)

 

No en vano, el partido parecía no tener control, y solo dos minutos más tarde, Tomás se internó dentro del área del CD Guijuelo y tras driblar a su par puso el balón lejos del alcance de Kike Royo, para poner el 2-1 en el marcador. Carmona seguía haciendo de las suyas por el costado zurdo, volviendo locos a sus marcadores y permutando posiciones arriba.

 

La posesión del cuero se la repartían ambos equipos, pero era el Guijuelo el que llegaba con más veneno e intensidad al área rival.

 

EL GUIJUELO CONTEMPORIZA

 

En la reanudación, era el Toledo el que aglutinaba la posesión de la pelota en su mayoría con el fin de intentar lograr el empate, mientras que el Guijuelo buscaba el error y, en ocasiones, salir también combinando. Los de Fabregat tenían que matar el partido para evitar problemas innecesarios de última hora como ya ha vivido en otras ocasiones, en mitad de un partido en el que apenas se jugaba en el centro del campo.

 

Pasaban los minutos y daba la sensación de que el Toledo poco podía hacer ante un Guijuelo bien plantado porque los de Onésimo no tenían el empuje necesario para lograr más.

 

 

Pero, no hubo tiempo para más y el Toledo dio sensación de peligro, pero no excesivo, con la mejor ocasión con un remate pasado el minuto 90 de Marcos, pero su disparo se marchó fuera. El Guijuelo que estuvo más o menos ordenado y supo aguantar el marcador para mirar a los puestos de arriba de la tabla y, por qué no, buscar nuevos objetivos.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: