El Guijuelo entra en barrena y pierde dos nuevos puntos ante la Arandina

(Foto: De la Peña)
Ver album

El CD Guijuelo se deja dos puntos frente a la Arandina después de una segunda parte para olvidar en la que el equipo se descabezó. Faltaron ideas en el campo y, lo que es más preocupante, desde el banquillo.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CD GUIJUELO: Morales; Raúl, Jonathan, Héctor, Ayala, Aspas; Juliá, Luque (m. 85 Nestor), Maiki (m. 70 Jonxa), Carmona y Pino (m. 82 Dimas).

 

ARANDINA: Montiel; Edu Paya (m. 40 Omar), Mauri, Saúl (m. 66 Jefte), Garcés; Trigueros, Carlos, Plaza, Javi López (m. 75 Víctor); Leo Ramírez y Ruba

 

GOLES: 1 - 0 minuto 38, Carmona.

 

ÁRBITRO: Iglesias Villanueva (colegio gallego). Amonestó a Ayala (m. 19), Morales (m. 55) por parte del CD Guijuelo y a Saúl (m. 62) por parte de la Arandina.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 13 del Grupo I de Segunda B que ha enfrentado a CD Guijuelo y Arandina en El Municipal ante 500 espectadores.

Malos tiempos para el CD Guijuelo que volvió a dejarse dos puntos en casa (¿cuántos van ya?), en esta ocasión frente a una Arandina voluntariosa a la que el Guijuelo metió en el partido por su inoperancia en la segunda parte, y más tras dominar en la primera e intentar algo nuevo. Pero, con el 1-0 tras el gol de Carmona, el Guijuelo optó por no variar el planteamiento inicial y solo con el empate Dimas y Nestor salieron al campo, ya sin opción de hacer nada.

 

Así, el resultado (1-1) deja al equipo instalado en la zona baja tras haber entrado en barrena y no ser capaz de cerrar los partidos a tiempo. Lo que parecía una victoria más o menos clara no lo fue; la fe y las ganas a veces dan puntos y así fue para la Arandina.

 

El once que saltó al terreno de juego sorprendió a propios y extraños al recuperar la línea de cinco defensas en casa y frente a un rival como la Arandina (un punto por debajo del Guijuelo), en un planteamiento, a priori, más conservador. Adelante, Juliá, Maiki, Carmona y Luque se repartieron puestos, con Pino arriba. Pero, sin duda, la ausencia más impactante fue la de Kike Royo, que se quedó fuera del equipo pese a haber entrenado toda la semana con el equipo.

 

Así las cosas y con tantos cambios, el choque comenzó con línea de tres centrales y dos carrileros con Maiki buscando el centro y cayendo a banda y Carmona en el mismo sentido, con Luque por el interior. El Guijuelo tenía el balón y buscaba sus opciones tanto por mediación del mismo, como por balones de ruptura de Jonathan a la espalda de la defensa burgalesa.

 

La primera del Guijuelo llegó a balón parado en el 13, pero el remate de Raúl se marchó por poco a la izquierda de Montiel, repitiendo Jonathan Martín poco después sin la fortuna del gol desde la frontal. La Arandina, que sufría en las transiciones ataque-defensa, lo intentaba por mediación de Javi López, que tuvo una buena ocasión sin consecuencias, igual que una falta en la frontal que los burgaleses mandaron a las nubes.

 

Pero el control de partido era para el Guijuelo, que seguía adolenciendo de ese último pase y de gol, que es lo que manda en el fútbol. Pasaban los minutos y el Guijuelo continuaba llegando al área rival, pero sin la convicción necesaria para hacer gol y con momentos de despistes. Pero lo intentaba, que ya era un gran paso.

 

En el 30, un córner 'ensayado' de CD Guijuelo terminó con un robo y una contra posterior de la Arandina, que no terminó en gol por la indecisión de los burgaleses y por la rápida llegada al cruce de Héctor. Además, el equipo se veía obligado a retrasar multitud de balones atrás ante la presión en ocasiones del rival, que impedía una salida cómoda.

 

En ese apartado, Juliá seguía abusando de la conducción en la transición ofensiva perdiendo opciones con Luque por dentro y, especialmente con Raúl por fuera, muy desasistido y siendo el jugador que mayor peligro generaba en ataque. Pino tenía a Carmona más cerca y seguía peleando balones arriba, pero con mayor compañía que en ocasiones anteriores. Pero había que marcar para evitar problemas de última hora...

 

Y así fue, porque el Guijuelo encontró el premio quizá en la ocasión menos esperada y en las botas de Carmona, quien por dos veces, remató solo ante Montiel, que repelió la primera, pero la segunda, dentro del área, se alojó en el interior de la portería. Tranquilidad y sosiego para un Guijuelo que había perdido cierta claridad en una fase de la primera parte. Ahora, en la segunda, el objetivo era no dejarse llevar.

 

EL GUIJUELO 'SESTEA' EN LA SEGUNDA MITAD Y...

 

 

En la reanudación, el equipo burgalés entendió que la presión arriba era una de sus pocas bazas para sacar algo positivo de Guijuelo y así lo hizo, pero sin hacer demasiado daño. Por su parte, el Guijuelo debía cerrar el partido con el segundo gol y daba la sensación de que con apretar arriba y combinar con cierta claridad, el gol era cuestión de tiempo.

 

En el 55, una indecisión de Morales le llevó a coger el balón fuera de área y a provocar una falta peligrosa en la frontal, que se saldó sin consecuencias negativas para el Guijuelo. Y es que, pese a que el equipo de Mateo García optó por 'sestear' en la segunda parte, la Arandina no daba la sensación de poder hacer daño y empatar el partido. Pero mejor cerrarlo para evitar sorpresas como un cabezazo hacia atrás de Héctor en su área que a punto estuvo de sorprender a Morales.

 

 

En el 60, Mauri estuvo cerca de dar un susto innecesario a Guijuelo con una entrada por banda dentro de área solo, pero su disparo, inocente, se marchó al lateral de la red, con la sensación de que por muchas veces que llegaran los burgaleses no iban a hacer gol. Y de Guijuelo, pocas noticias, pero con los tres puntos camino de su bolsillo.

 

Carmona seguía destacando en el equipo por intentar darle siempre algo diferente en ataque, al igual que Raúl con su velocidad. El choque dejó una mala noticia en forma de lesión, con Maiki, sustituido por Jonxa Vidal. En el 79, Morales se tiró bien abajo para salvar el empate... y al final, el cántaro fue tantas veces a la fuente que pese a parecer que no iba a romperse, se rompió. Una falta lateral la remató con certeza Leo Ramírez con la cabeza, para poner el empate en el marcador, después de que Morales salvase antes al equipo.

 

Cosas del fútbol, lo que parecía que no iba a ser, fue... empate de la Arandina pero por la inoperancia del Guijuelo, y pudo ser mucho peor. Solo con el empate, el banquillo reaccionó dando entrada a Dimas y Nestor por Pino y Luque... demasiado tarde.

 

Y así, el CD Guijuelo volvió a quedarse sin los tres puntos para seguir en la zona baja, entrando en barrena, tras una segunda mitad para olvidar. E incluso hay que dar gracias por el punto, porque con el 1-0 el equipo debió buscar alternativas en el partido y sentenciar. Malos tiempos...

Noticias relacionadas