El Guijuelo, camino de récord ¿con 40 basta?

En las dos últimas temporadas, desde que Hernández llegó a la entidad, el club chacinero ha contratado 42 nuevos jugadores; sólo Mangas sobrevive
D. G.

El Guijuelo nunca se ha caracterizado por ser un club deportivamente estable. Pero lo sucedido en las dos últimas temporadas es todo un récord. Ningún equipo de España ha fichado tanto en apenas un año y medio. En total, el club ha contratado la friolera de 41 nuevos jugadores. Una cifra que choca con la pretensión de Jorge Hernández que, a las pocas semanas de llegar, apostaba por dar continuidad al proyecto deportivo.

Las cinco incorporaciones del mercado de invierno completan la nómina de fichajes para esta temporada, que se sitúa en 22, y que está compuesta por tres porteros, Goyo, Pedro y Wilfred; seis defensas, Víctor, Juli Ferrer, Iturralde, José Rodríguez, César Caneda y Borja; ocho centrocampistas, Silvano, Pedrito, Leroy, Ismael, Carlos Rubén, Neftalí, Piojo y Toñito; y cinco delanteros, Joselito, Adrián Torre, Ubis, Óscar Martín y David Karanka. De ellos, cinco ya no pertenecen al club y algunos como a Toñito o a Borja ni siquiera se les ha visto vestidos de chacineros en partido oficial.

Pero es que la temporada anterior el número de incorporaciones no le anduvo a la zaga. En total se realizaron 20 fichajes. En invierno llegaron Sito Cruz, Del Prado y Julien Hornuss, mientras que cinco meses antes habían arribado tres porteros, cinco defensas, siete centrocampistas y dos delanteros. De todas esas llegadas tan sólo permanecen en la entidad Montero, Txoperena y Del Prado.

Evidentemente, al Guijuelo le falta estabilidad deportiva. Ahora el reto está en superar ese continuo vaivén de jugadores para lograr la permanencia en Segunda B y, a partir de ahí, edificar el próximo proyecto de forma más coherente. Porque fichar por fichar, a la vista está, no está saliendo rentable.