El Guijuelo apunta, dispara y acierta en la diana del Coruxo

El CD Guijuelo se desmelena y logra una victoria de oro frente al Coruxo (1-3) en un partido loco desde el inicio. Tres goles en nueve minutos (Dimas, Jonxa y Carmona) cierran la segunda victoria seguida del equipo, que se agarra con fuerza a Segunda B.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CORUXO FC: Alberto Domínguez; Campillo, Villarejo, Alberto García, Rubén; Iosu Villar, Pedro Vázquez, Antón, Pibe; Camochu y Mateo.

 

CD GUIJUELO: Kike Royo; Raúl, Jonathan (c), Héctor, Ángel Sánchez; Carles, Luque, Jonxa (m. 67 Álvaro), Carmona; Dimas (m. 75 Adriá) y Pino (m. 61 Juliá).

 

GOLES: 0 - 1 minuto 14, Manu Dimas. 0 - 2 minuto 20, Jonxa Vidal. 0 - 3 minuto 23, Carmona. 1 - 3 minuto 60, Pedro Vázquez.

 

ÁRBITRO: Jaime Ruiz Álvarez (colegio asturiano). Amonestó a Alberto García (m. 15), Camochu (m. 28) por parte del Coruxo y a Raúl Ruiz (m. 15), Héctor (m. 30), Jonxa (m. 32), Pino (m. 48) por parte del CD Guijuelo.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 30 del Grupo I de Segunda B que ha medido en O Vao a Coruxo FC y CD Guijuelo.

Cosas del fútbol que, a veces sorprende, como la vida misma. Un equipo al que le cuesta un mundo hacer gol y que solo había anotado 34 goles en 29 partidos, se destapó anotando 3 en tan solo 9 minutos de juego (del 14 al 23) frente a un Coruxo que se convirtió en un juguete roto en manos del CD Guijuelo, que salió a morder desde el inicio.

 

Dimas y Carmona, novedades en el once, más Jonxa Vidal, sentenciaron el partido en ese periodo de tiempo para seguir agarrando al Guijuelo a Segunda B con todas sus fuerzas y demostrar que el equipo está muy vivo en un partido tan loco como necesario para el equipo, que suma ya 31 puntos en su camino hacia la salvación.

 

Jordi Fabregat saltó al terreno de juego con un equipo en el que introdujo varias novedades como fueron la presencia de Dimas y Carmona en el once titular en detrimento del 'brujo' Nestor y Javito, que se quedó fuera de la lista. El objetivo no era otro que no 'abandonar' a Antonio Pino arriba, colocando a Dimas más pegado a él, y con Carmona a un costado para ayudar más en banda y buscar el desborde. El dibujo se parecía más a un clásico 4-4-2, con dos puntas, dos hombres en banda y dos pivotes, uno más ofensivo y otro actuando como 'stopper'.

 

El choque comenzó con una clara oportunidad de Manu Dimas en la frontal, pero su disparo volvió a carecer de la fuerza y la dirección necesarias para encontrar el camino del gol, aumentado su pelea con el gol. No en vano, lejos de caer en el mismo pozo que el resto, el CD Guijuelo iba a romper la barrera y a desmadrarse para comenzar un matrimonio feliz con el gol.

 

Todo comenzó en el minuto 14, cuando Dimas bajó un balón aéreo con calidad, lo dejó botar y se dio la vuelta para poner el balón desde la frontal del área donde no pudo llegar Alberto, para abrir la lata, despejar fantasmas y dar un golpe encima de la mesa, para seguir con vida en la categoría. Y, casi sin tiempo para la celebración, en el 20 iba a llegar el segundo gol en las botas de Jonxa Vidal, quien solo tuvo que empujar a placer un balón de oro de Antonio Pino, quien tras una jugada individual le dio el pase de la muerte para hacer el segundo.

 

Eran los mejores minutos del Guijuelo esta temporada y, especialmente, su momento más idílico con el gol. Y éste, iba a tener continuidad. En el 23, Carmona se iba a encargar de hacer el 0-3 después de recoger el balón después de una dejada de Pino de tacón en la frontal, y se hizo hueco para disparar batiendo a un Alberto que nada podía hacer para superar el vendaval del Guijuelo, que había anotado 3 goles en 23 minutos, rompiendo así con sus problemas de cara a la portería contraria.

 

A partir de ese momento, el choque se volvió loco. Y es que, el Coruxo se lanzó arriba a la desesperada para aprovechar el cómodo marcador del CD Guijuelo, y solo la mala puntería de los gallegos y Kike Royo, evitaron que los de Rafa Sáez recortaran distancias. En mitad de esa locura, Pino y Dimas pudieron hacer el cuarto, pero no acertaron esta vez con el marco de Alberto, para dar carpetazo a los primeros 45 minutos. ¡Bendita locura!

 

PARTIDO DE IDA Y VUELTA

 

En la reanudación, Rafa Sáez tiró la casa por la ventana, poco tenía que perder, quitando del terreno de juego a sus centrales Rubén y Alberto, además de Camochu, para dar entrada a tres atacantes como son Fernando, André y Cubas, colocando a los los dos mediocentros en el eje de la zaga en un equipo ofensivo. El objetivo no era otro que volcarse contra la portería de Kike Royo, en un acoso y derribo, que debían aguantar los de Fabregat.

 

 

Y es que, si el partido fue loco y desordenado en la primera mitad, en la segunda era ya un caos absoluto, en el que debía ser el Guijuelo el que tenía que imponer la mayor cordura posible. Así, las ocasiones se repartían entre uno y otro equipo ante la avalancha de los de Rafa Sáez, cuyo equipo dejaba demasiados espacios, pero los de Jordi Fabregat usaron la cabeza para que el partido no se les fuese de las manos.

 

En el 58 y 59, Carmona pudo hacer el 0-4 y el Coruxo el 1-3, pero Cubas y Mateo se encontraron con Kike Royo, que detuvo un mano a mano al primero y se destapó con una parada para grabar en video, volando para sacar una mano salvadora a remate de cabeza, para dejar el marcador 0-3.

 

SUSTO Y...

 

En el 60, el Coruxo iba a hacer el 1-3 después de aprovechar el enésimo acercamiento de los de Rafa Sáez a la portería de Kike Royo, que poco más pudo hacer. El balón aéreo de André lo aprovechó Pedro Vázquez para colarse entre los centrales y rematar de cabeza, para meter el susto en el cuerpo al Guijuelo. Acto seguido, en el 61, Fabregat retiró a Pino del campo para dar entrada a Juliá, con el fin de tener más control del balón y ganar en defensa. Justo después del cambio, Pibe pudo hacer el 2-3, pero no acertó con la portería, en un partido inmerso en la locura.

 

En el 67, Jonxa abandonó el terreno de juego para ser sustituido por Álvaro, que pasó al lateral derecho, para avanzar a Raúl hasta el extremo, con el fin de cerrar la banda y ganar en solidez defensiva; el partido se había puesto peligroso y había que aguantar y tener más pelota. 

 

En el minuto 75, otra buena noticia iba a llegar por la entrada de Adrián Granell en el terreno de juego sustituyendo a Dimas, con el fin de contar con un planteamiento más conservador y cerrar cualquier hueco, permutando las posiciones de banda, con el recién ingresado por la izquierda.

 

El Coruxo lo siguió intentando hasta el final, pero el CD Guijuelo supo aguantar el empuje de los gallegos para sumar su segunda victoria consecutiva, la séptima de la temporada, que le permite seguir soñando con una salvación que cada vez está más cerca. Esta vez sí, el CD Guijuelo apuntó, disparó y acertó en la diana del Coruxo. Falta hacía...

Noticias relacionadas