El ‘Guiju’ se la juega frente a la Cultural para dejar la promoción

VUELVEN NEFTALÍ E ISMAEL. A cambio, Pouso pierde a Pedrito y a su referente en la delantera, Óscar Martín.
J. A. S.

Vuelve la competición en Segunda B y con ella el Guijuelo, que sigue encomendado a Juan Carlos Pouso en su empeño de salir del peligro. Después de una victoria en casa y un valioso empate con diez ante el Alavés, el técnico de Leioa aspira a firmar un tercer choque en el que los suyos sumen en positivo. Si quiere salir del puesto de promoción en el que se encuentran, los verdiblancos deben imponerse a una Cultural que está en apuros casi desde el principio de la temporada a pesar de que cuenta con una de las mejores y más equilibradas plantillas del Grupo I y de la categoría. Durante la semana, la plantilla chacinera se ha concienciado de que una victoria en casa le daría mucho aire y podría situar al equipo en disposición de mirar a la zona templada de la tabla. Mucha más presión encima tiene su rival de esta tarde, que se ha visto abocado al actual decimocuarto puesto, y eso que suma tres victorias y un empate en los últimos cuatro enfrentamientos.

El quebradero de cabeza para los de Pouso, la delantera, y a pesar dela baja de Óscar Martín, lo es esta vez menos. El punta se pierde el segundo encuentro en cuatro semanas y será una buena ocasión para comprobar si el entrenador le da confianza a Ubis desde el inicio del choque o opta por lo conocido; Torre o Romero en punta. La comprobada solvencia de este último en la media punta es lo único que puede echarle para atrás. También será baja el mediocentro Pedrito por una rotura de fibras, aunque su ausencia, por el banquillo que tiene el equipo, puede estar mejor cubierta. Para el choque es duda Juli Ferrer, lo que podría emplazar a Iturralde en el centro de la zaga junto a Caneda. También Txoperena arrastra dolores en un tobillo y su participación es dudosa.

La buena noticia es el regreso de dos hombres al equipo; el mediocentro, Neftalí, superadas las dos semanas de reposo que ha tenido que tomar por un golpe recibido en la cabeza, y el interior Ismael, que esta semana ya se ha ejercitado con normalidad. Los dos aportarán solidez al juego en dos puestos que en el Municipal deben ser clave, el de director de juego en el centro del campo y el de hombre de desborde. La defensa es la línea, hasta ahora, más segura de los chacineros.