El 'Guggenheim de Salamanca': el impacto al que aspira el nuevo hospital

El Hospital de Salamanca, que va a costar el triple con el famoso museo, puede ser un polo de atracción de investigación, aunque su impacto económico es más difícil de calcular.

Obras nuevo hospital de Salamanca

Un Hospital con el impacto económico, investigador e incluso arquitectónico comparable con el del afamado museo Guggenheim. Esta es la nueva comparación que la Junta y su presidente, Alfonso Fenrández Mañueco, se han sacado de la manga para hacer didáctica sobre lo que supone el nuevo hospital de Salamanca para la ciudad y para la Comunidad.

 

"Fíjense si es una obra importante que estamos hablando de casi 300 millones de euros. La autovía Salamanca-Ávila costó 250 millones de euros. Es tres veces esta obra el Guggenheim que se construyó en Bilbao"., ha explicado Fernández Mañueco para hacer el paralelismo. Y económicamente las cuentas salen. El museo bilbaíno costó en su día, hace más de 20 años, lo que ahora son 100 millones de euros, aunque con inflación serían 173 millones de euros, así que en todo caso el coste del nuevo hospital es casi del doble.

 

Pero en lo que está por ver si el Hospital alcanza el nivel del Guggenheim es en su influencia. En 1997, el museo Guggenheim de Bilbao se convirtió en una inversión estratégica. Por encima del significado para la capital vizcaína de tener un museo de renombre internacional y su impacto turístico, su inauguración fue una operación de salvación urbanística y económica para la ciudad. Su coste fue de 20.000 millones de pesetas de la época, unos 100 millones de euros, incluídos 6.000 millones de pesetas para compra de obra de arte. Y un año después su impacto calculado era superior a los 24.000 millones de euros.

 

Además, generó importantes ingresos en impuestos y casi 4.000 puestos de trabajo mantenidos solo su primer año. Y a partir de entonces sumó a Bilbao un activo del que carecía, el atractivo del turismo cultural. Cada año ha ido batiendo récord de visitantes y sus ingresos rondan los 40 millones de euros anuales. Los visitantes del museo se gastan cada año 450 millones de euros en Bilbao.

 

Quizás el hospital de Salamanca no vaya a tener un efecto económico tan directo como el del turismo, pero sí lo tiene para la economía local, a través de empleo, suministros o servicios auxiliares. Pero donde sí puede destacar es en la generación de conocimiento, ya que va a ser un hospital vinculado a la Universidad de Salamanca. "El hospital se va a convertir en un foco de atracción de talento y dinamismo", ha dicho Mañueco, tras acuñar el concepto 'Guggenheim de Salamanca' para explicar el futuro impacto del hospital, cuando se abra.