El Grupo del Guijuelo sigue revuelto: Fuenlabrada y Rápido de Bouzas, a por todas para que el Fabril no juegue play off

El entrenador del Rápido de Bouzas,  Borja Jiménez, en el banquillo de Guijuelo

Como argumento, madrileños y gallegos explican que se repite el caso del CD Iruña en 2017, "en el que en una situación idéntica (...) la RFEF negó explícitamente la posibilidad de participar en el torneo de ascenso de Tercera División a Segunda División B por ser el segundo filial de Osasuna".

El CF Fuenlabrada y el Rápido de Bouzas han solicitado una medida cautelar con carácter urgente para que se rectifique la postura de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) e impidan que el Fabril, filial del Deportivo de la Coruña, pueda disputar la fase de ascenso a Segunda División.

 

Ambos clubes ha pedido a la RFEF que rectifique "la posición de silencio" y que el juez decrete la "no participación del Fabril en el sorteo del 'play-off' conforme estipula la normativa vigente".

 

Como argumento, madrileños y gallegos explican que se repite el caso del CD Iruña en 2017, "en el que en una situación idéntica (...) la RFEF negó explícitamente la posibilidad de participar en el torneo de ascenso de Tercera División a Segunda División B por ser el segundo filial de Osasuna".

 

"Asimismo, se ha comunicado por carta a la RFEF que el CF Fuenlabrada lamenta su silencio ante el requerimiento de cuatro clubes de Segunda B y se ha visto obligado a acudir a los tribunales para proteger sus derechos ante un inminente daño irreparable", finaliza el comunicado del equipo madrileño.

 

El Fuenlabrada es tercero en el grupo I y el Rápido de Bouzas, cuarto. Los del sur de Madrid ya tienen asegurada una plaza en la fase, pero mejorarían su clasificación final, mientras que los vigueses podrían quedarse incluso del 'play-off' en función de los resultados de la última jornada. Con una hipotética prohibición del Fabril, jugaría la fase hasta el quinto clasificado.