El gran elefante de Barceló se despide de la Plaza Mayor para no volver

El 'Gran Elefante' de vuelta a la Plaza Mayor de Salamanca (Foto: Félix Oliva)

La escultura gigante abandona la Plaza Mayor después de cinco meses como un elemento más del ágora salmantina.

La Plaza Mayor de Salamanca ha perdido a uno de sus inquilinos, el 'Gran Elefante' de Miquel Barceló, que el pasado mes de abril llegó al ágora de manera temporal hasta el 1 de octubre. Y, cómo esa fecha ya pasó, operarios encargados de su transporte ya lo han desmontado y lo han retirado. Así pues, tras cinco meses en la Plaza, esta pieza de gran tamaño ha sido retirado a un almacén, con el propósito de que en un futuro siga exponiéndose en otras ciudades, como es la intención de su creador. La escultura llegó a Salamanca en abril y fue retirada en Ferias y Fiestas temporalmente.

 

Han sido varias las ocasiones en las que, en los últimos años, la Plaza Mayor se ha prestado como escenario para diversas obras de arte y, tras la marcha del gran elefante, queda de nuevo expedita para una futura ocasión.

 

La escultura de hormigón de ocho metros de altura, que expulsa humo por lo alto de manera periódica  en Salamanca ha sido cada vez que las campanas de la Plaza marcaban las horas-, muestra un paquidermo sujeto por su trompa. En cuanto a su presencia en Salamanca, la obra ha formado parte de la selección de piezas, muchas de ellas de gran tamaño, que se ha podido ver en la ciudad bajo el nombre de 'El arca de Noé', una muestra que, de la mano de Mapfre, ha permitido abrir los actos con motivo del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca.

 

En concreto, la propuesta ha permitido ver, en el Patio de Escuelas ,26 acuarelas pertenecientes al conjunto realizado por Barceló entre 2001 y 2003 para ilustrar la Divina Comedia de Dante Alighieri. En la Hospedería Fonseca, por su parte, ha ofrecido un grupo de pinturas y obras sobre papel de gran formato, realizadas entre 2009 y 2016, así como dos autorretratos: uno pintado sobre una piel de animal y que fue concebido tras un viaje al Himalaya; y uno perteneciente a una serie de pinturas negras.

 

La pintura que da nombre a la exposición, 'El Arca de Noé' (2014) ha podido contemplarse en la Capilla del Colegio Arzobispo Fonseca. Se trata de una obra de gran tamaño que nunca antes había sido expuesta. Junto a ella, también en la Capilla, se han expuesto, además, 18 cerámicas que el artista mallorquín realizó, salvo una anterior, entre 2012 y 2016.

 

La exposición se ha completado con varias esculturas monumentales realizadas entre 2009 y 2017 que se han presentado en distintos espacios de la ciudad. La más reciente de todas se ha ubicado en el patio del Palacio de Anaya, donde el espectador ha podido ver grandes macetas, deformadas unas encima de otras.

 

Por su parte, la Plaza Mayor de Salamanca ha sido el escenario para apreciar el 'Gran Elefante' y el Patio de Escuelas Menores ha acogido '14 Allumettes' (2015), "un bosquecillo de cerillas usadas de bronce que superan los tres metros de altura".

Noticias relacionadas