El Gobierno se abre a ampliar espacio para las terrazas, pero en la calzada y no en las aceras

Una de las terrazas que ha estrenado temporada el día 1 de marzo.

El ejecutivo apuesta por 'robar' a los coches el espacio necesario para ampliar las terrazas de la hostelería y estirar su ocupación respetando las distancias y medidas de higiene.

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha apostado por ampliar las terrazas de las hostelería, ante la necesidad de mayor distanciamiento social, aunque "no a costa de las aceras sino de los coches". Ese modelo llevaría los espacios destinados a sillas y mesas a la calzada, previsiblemente, a espacios de aparcamiento como se hace en algunas ciudades. 

 

Este model permitiría hacer realidad los planes del Ayuntamiento de Salamanca, que ha comprometido con los hosteleros la ampliación de los metros que ocupan las terrazas para, con ajustes, poder conservar buena parte de mesas y sillas, pero con la distancia necesaria entre veladores para poder cumplir la normativa del estado de alarma. Este plan se ha visto frenado por los sucesivos anuncios del Gobierno central, pero si el ejecutivo escucha a los municipios, podría salir adelante. Contempla, entre otras cosas, aprovechar calzada única o alguna calle de poco tránsito para expandir las terrazas.

 

En una entrevista concedida a 'El País' recogida por Europa Press, Ribera ha señalado que se producirá "una reordenación de las ciudades" por las medidas adoptadas para evitar el contagio de coronavirus. "Si necesitamos distancia social necesitamos más espacios al aire libre, habrá que ampliar las terrazas pero no a costa de las aceras sino de los coches", ha señalado la ministra. Es un modelo similar al que se usa, por ejemplo, en Zamora, donde se instalan estructuras en la franja de aparcamiento frente al local dueño de la terraza; en esas plataformas se instalan mesas y sillas.

 

Esta decisión supone un nuevo ajuste de las medidas previstas para abrir la hostelería que, como pronto, podrá volver a recibir clientes a partir del día 11 de mayo y solo donde se pase a la fase 1 del plan de desescalada. Inicialmente, estaba previsto que pudieran abrir aprovechando las terrazas, pero solo al 30% de aforo para garantizar la distancia interpersonal, además de las medidas de higiene. Sin embargo, este sábado el Gobierno reculó y ha ampliado hasta el 50% su propuesta de límite de ocupación.

 

Según informaron fuentes del Gobierno, en la fase 1, cuando se puedan consumir los productos en el propio recinto, las terrazas podrán estar abiertas con una capacidad máxima del 50% y no del 30% como anunció Pedro Sánchez el martes, pero siempre que se mantenga una distancia mínima de seguridad de dos metros y no haya grupos de más de diez personas.

Noticias relacionadas

Comentarios

salmantino 03/05/2020 14:27 #1
Parece una medida razonable, siempre y cuando haya espacio de carriles de coches que no van casi a circular de momento para quitar o en lugares ámplios, por ejemplo parece relativamente sencillo en La Plaza Mayor --sin que ahoguen el transito-- e imposible en La Rua --que ya está hasta arriba- pero de todas maneras creo que no van a necesitar tantísimas mesas porque hasta que la ciudadanía no perciba que es seguro no va a ir a los bares y los datos de Salamanca nos dicen que hay que tener aún muchísima precaución

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: