El Gobierno pone en servicio el anfibio Bombardier CL-415 desde Matacán para la extinción de incendios

Este avión, al igual que los otros medios de gran capacidad (CL-215 y CL-415) de los que dispone el Ministerio, cuenta con una capacidad de descarga de seis mil litros.

El Consejo de Ministros ha tomado razón de la adjudicación y puesta en servicio del avión anfibio Bombardier CL-415 que operará desde la base de Matacán (Salamanca) para los trabajos de extinción de incendios forestales durante la campaña de este verano.

  

Según indica el Ejecutivo, la tramitación de este nuevo avión, adquirido por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente a finales del pasado año, se ha realizado por vía de emergencia para asegurar su operatividad en la actual campaña de incendios. Además, los servicios de operación y mantenimiento han sido adjudicados a la empresa INAER Helicópteros, S.A.U.

  

En concreto, el modelo Bombardier CL-215-6B11 es una versión mejorada del CL-215, que introduce un motor turbohélice (PW123AF) que mejora la operatividad y seguridad en vuelo. Su velocidad es de 160 nudos, frente a los 125 nudos del CL-215, lo que proporciona una mayor eficiencia en el volumen de agua descargada en extinción.

  

Asimismo, cuenta con el 'Sistema Autofeather' que abandera la hélice automáticamente, lo que, en caso de fallo de motor, minimiza la resistencia al avance. Igualmente, dispone de potencia de reversa, lo que proporciona mejor maniobrabilidad del avión en tierra y reduce el espacio necesario para la parada del avión tras el aterrizaje o amerizaje.

  

Por otra parte, está dotado de un sistema de mandos de vuelo hidráulicos y sistema de aire acondicionado, lo que permite un pilotaje menos exigente en esfuerzo físico, con la consiguiente disminución de la fatiga e incremento de la seguridad de vuelo.

  

Este avión, al igual que los otros medios de gran capacidad (CL-215 y CL-415) de los que dispone el Ministerio, cuenta con una capacidad de descarga de seis mil litros. Está especialmente adaptado a las condiciones de carga de agua en los embalses españoles, al poder recoger el total de su capacidad en un perímetro de un kilómetro.

  

Finalmente, el nuevo avión se integrará en los medios aéreos con los que cuenta el Departamento para la extinción de los incendios forestales, que, en la actualidad, está compuesta por 18 aviones anfibios (incluido este), 14 aviones del tipo C-215 y tres de tipo CL 415, y 4 helicópteros de vigilancia; a los que se suman en la campaña de extinción otros 45 medios contratados hasta sumar los 77 medios aéreos para esta campaña.