El Gobierno intenta ocultar si ha hecho inversión en la autovía A-62, seguridad vial o talleres de Renfe

Fuentes de Oñoro

El PP evita dar detalles de los principales proyectos previstos para Salamanca en los presupuestos de 2017, pero reconoce que el 40% de la inversión no se ha ejecutado.

El Gobierno ha tenido que reconocer al diputado socialista David Serrada que de lo comprometido en los presupuestos del Estado para la provincia en 2017, un 40% está sin ejecutar. En una respuesta parlamentaria, el Ejecutivo admite que del presupuesto del Ministerio de Fomento para la provincia de Salamanca, que ascendía a 15.329.770 euros, solamente han sido ejecutados 8.817.516,5 euros. Y del presupuesto de Renfe Operadora para la provincia que ascendía a 1.495.000 euros, solo se han invertido 847.000 euros. Eso son unos 6,5 millones de euros sin gastar, un 43% de lo presupuestado.

 

Sin embargo, el Gobierno ha evitado dar todas las explicaciones necesarias sobre estas cifras. En las preguntas parlamentarias presentadas por Serrada se pedían detalles concretos sobre la ejecución de inversiones de Fomento y Renfe. En las dos cuestiones, publicadas hace semanas, se solicitaban datos muy detallados: crédito inicial previsto, modificaciones presupuestarias, fechas y órdenes de gasto, fórmula de adjudicación de contratos, pagos ejecutados... Sin embargo, en las respuestas, a las que TRIBUNA ha tenido acceso, el Ejecutivo del PP se limita a dar la cifra global: 8,8 millones de Fomento y 847.000 euros de Renfe.

 

De este modo, se evita explicar cuándo se han adjudicado contratos o se han hecho los pagos efectivos y, especialmente, a qué proyectos concretos han ido destinados los fondos. De este modo se oculta si inversiones importantes prometidas hace años han recibido o no fondos. Es el caso, por ejemplo, del tramo de la A-62 entre Fuentes de Oñoro y la frontera portuguesa, el último pendiente, que tenía presupuestados 6,9 millones de euros. Esta es una de las inversiones más esperadas que, sin embargo, se publicita año tras año sin que avance; la última novedad es que se están expropiando parcelas. Cuando en abril de 2017 se conocieron las cifras del presupuesto estatal, la partida para este tramo era una de las más notables y señalaba un impulso que parece que no se ha producido.

 

Los últimos cinco kilómetros sin terminar de la autovía que une Irún con Aveiro siguen todavía en obras a pesar de las 'prisas' de las instituciones salmantinas. Va a cumplir diez años desde que se inició el proceso para construirla. Hasta ahora, han pasado más de 30 meses desde que se licitó la obra y casi 24 desde que se adjudicó, en noviembre de 2014. Y tiene por delante, al menos, otros 16 meses de trabajos y espera.

 

 

MÁS INVERSIONES

 

Tampoco se aclara si se han invertido o no los 1,4 millones de euros previstos en medidas de seguridad vial; o si se han adjudicado y pagado las obras del enlace de la A-62 y la A-66 en Buenos Aires por 226.000 euros; tampoco si se han gastado los 761.000 euros previstos para el Plan grandes reparaciones de Renfe. Además de otras pequeñas inversiones como el acceso Norte de Salamanca o varios planes de seguridad y accesibilidad de Renfe.

Noticias relacionadas