El Gobierno empieza la revalorización de las pensiones con una 'paguilla' de 13 euros en febrero

Manifestación pensiones Yay@gaitas en Salamanca

La Seguridad Social pagará en febrero una extra para compensar la desviación del IPC: será de una media de 13 euros por pensión y costará 354 millones de euros.

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha confirmado que los pensionistas recibirán en febrero la paga compensatoria por la desviación del IPC en 2018, lo que conllevará un coste de unos 354 millones de euros (127 millones para la compensación y otros 127 millones para consolidar en nómina la desviación de precios).

 

Según ha explicado el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, esta compensación supondrá unos 13 euros por persona y una cantidad algo inferior por pensión, ya que hay personas que cobran al mismo tiempo pensión de jubilación y de viudedad.

 

Valerio espera que la cantidad que finalmente se disponga este año del Fondo de Reserva de las pensiones sea inferior a los 3.693 millones de euros previstos en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019. "Espero que sea menos por la mayor recaudación de cuotas", ha dicho la ministra en una rueda de prensa para presentar los Presupuestos de su Departamento, en el que ha recordado que, además de fondos procedentes de la 'hucha de las pensiones', habrá un crédito de 15.164 millones de euros del Estado a la Seguridad Social para garantizar la equilibrio del sistema, dado que se prevé un déficit del 1,1% del PIB para este año (unos 18.000 millones de euros).

 

Valerio ha recordado que el Gobierno anterior había previsto sacar en 2018 unos 5.000 millones de euros, y finalmente el Ejecutivo socialista sólo tuvo que utilizar 3.000 millones de euros. En total, el Fondo cuenta ahora con poco más de 5.000 millones.

 

Sobre la transferencia de 850 millones de euros del Estado a la Seguridad Social, la ministra ha explicado que se trata de una transferencia finalista que tiene por objetivo que el sistema ingrese 850 millones sean cuales sean los ingresos que procure el impuesto de transacciones financieras, cuya recaudación estaba previsto que se destinara a la Seguridad Social.