El Gobierno cierra la puerta a bajar el precio del Alvia Madrid-Salamanca y no mejorará el tren de Valladolid

(Foto: C. A. H.)

El Gobierno ha confirmado que no mejorará los servicios ferroviarios de Salamanca. El tren de Valladolid seguirá siendo diésel, cierra la puerta a una rebaja de precios a Madrid y no habrá tren directo a Barcelona.

El Gobierno va a condenar a Salamanca a mantener tal y como están los servicios ferroviarios, que se caracterizan por el alto precio de la conexión con Madrid y las grandes deficiencias en material, horarios y combinaciones para prácticamente el resto de los destinos. Así lo ha confirmado, y por escrito, a una pregunta del PSOE, en la que asegura que quedarán como están diseñados. Una determinación con la que deja en nada la moción del pleno del Ayuntamiento de Salamanca que le instaba a mejorar las conexiones.

 

En respuesta escrita a una pregunta realizada por el diputado del PSOE por Salamanca, David Serrada, el Gobierno afirma que no se van a sustituir los trenes diesel en las conexiones con Valladolid y Palencia por otros eléctricos aprovechando la electrificación de la línea hasta Medina del Campo. Estos trenes se caracterizan por unas prestaciones lejos de las de trenes más modernos; de hecho, el tiempo de viaje a Valladolid es de casi una hora y veinte minutos, y no cuenta con un gran número de horarios y combinaciones con otros destinos.

 

Además seguirá sin declarar como Obligación de Servicio Público la línea de trenes rápidos Alvia que unen Madrid con Salamanca, tal y como ha pedido el PSOE, y que supondría una mayor eficiencia y mejores precios para los usuarios. Al no ser declarados bajo ese epígrafe, se aplican criterios de mercado, mientras que de tener esa denominación no estarían sujetos a una oferta con la que Renfe tratara de ganar dinero.

 

También el Gobierno se niega a recuperar el servicio ferroviario que unía directamente Salamanca con Zaragoza y Barcelona. A día de hoy, esta conexión obliga a ir por Madrid y cambiar de estación, algo parecido a lo que pasa con el resto de conexiones hacia el Norte, que van por Valladolid sin remisión.

 

El Gobierno ha respondido, en respuesta escrita a preguntas presentadas por el diputado del PSOE por Salamanca en el Congreso, David Serrada, que no tiene previsto, ni contempla, sustituir los trenes diesel del servicio de Media Distancia que unen Salamanca con Palencia y Valladolid por trenes eléctricos aprovechando la nueva electrificación de la línea. Una propuesta factible, gracias a la actual coyuntura en el servicio, y que el diputado socialista había demandado en sus interpelaciones “en pro de una mayor sostenibilidad de las prestaciones ferroviarias y una mejora en dicha prestación con trenes más rápidos y cómodos”.

 

El Ejecutivo nacional también ha confirmado, en la misma respuesta al diputado salmantino, que no tiene previsto declarar ni incluir como Obligación de Servicio Público, OSP, el trayecto entre Salamanca y Madrid con los actuales trenes rápidos Alvia tal y como sí tienen ya reconocido otras provincias y otras líneas de altas prestaciones de la Comunidad. Algo que viene demandando el PSOE a través de varias iniciativas presentadas en el Congreso por su diputado, David Serrada, y que supondría “acabar con el caos de las tarifas que existe en la actualidad, un abaratamiento de las mismas y el establecer un precio fijo que no desoriente a los usuarios, además de poder adquirir bonos o beneficiarse de otro tipo de descuentos, como ya ocurre en otras ciudades de la Comunidad y que a Salamanca se le sigue denegando”

 

 

En este mismo contexto, el Gobierno de Rajoy también ha respondido al diputado socialista que tampoco se muestra dispuesto a recuperar el servicio ferroviario directo entre Salamanca y Zaragoza, y que unía la capital charra con Barcelona, tal y como sugería Serrada en su interpelación, y que ha dejado a los salmantinos sin una importante conexión directa con el noreste de España, siendo ahora Valladolid, y no Salamanca como ocurría antes, el origen o punto de partida de esta línea.

 

Para el parlamentario salmantino “el Gobierno, en base a esta postura mostrada, insiste en su incomprensible actitud de no rentabilizar la electrificación de la línea entre Salamanca y Medina del Campo. Una inversión que ha costado casi cincuenta millones de euros para que en la actualidad sólo esté siendo utilizada por ocho trenes, y por tanto, desaprovechada para mejorar los servicios ferroviarios en beneficio de Salamanca y los salmantinos”.

 

“El Gobierno además” ha añadido Serrada, “haciendo caso omiso a la puesta en marcha de nuevos servicios ferroviarios, o la modificación y mejora en cuanto a la definición y funcionamiento de algunos ya existentes pedida en el Congreso, desoye también al Ayuntamiento de Salamanca, que aprobó por unanimidad, incluidos los votos del equipo de gobierno del PP, una moción presentada por el Grupo Socialista en la que se instaba al Ministerio de Fomento no sólo a poner en marcha nuevos servicios ferroviarios sino a que la inversión realizada en la electrificación de la línea Salamanca-Medina del Campo fuera aprovechada al máximo con la sustitución de trenes diesel por otros de tracción eléctrica”.

 

“Con esta respuesta del Gobierno”, ha concluido el diputado socialista por Salamanca, “se pone en entredicho y deja en nada o en una foto, los acuerdos y los compromisos que adquirió el alcalde de la ciudad, y de los que tanto alardeó, con el presidente de Renfe en un stand de la reciente Feria Internacional de Turismo, FITUR,”. “Y entra en contradicción con el propio Ministro de Fomento cuando afirmó, en el balance que hizo de Renfe en el 2016 y avanzar las previsiones de la compañía para el 2017, querer asegurar una política tarifaria accesible para todos y fomentar la utilización al máximo de infraestructuras que están en funcionamiento”

 

“Pero los socialistas no nos vamos a conformar” ha concluido Serrada, “y seguiremos trabajando sin ceder en el empeño, presentado iniciativas hasta que el Gobierno atienda la demandas de Salamanca y de sus instituciones”.