El futuro del hotel Monterrey: el edificio se convertirá en pisos y hasta cuatro plantas de garaje
Cyl dots mini

El futuro del hotel Monterrey: el edificio se convertirá en pisos y hasta cuatro plantas de garaje

Acceso al hotel Monterrey.

El edificio del histórico hotel tramita un cambio de uso y de nivel de protección: el proyecto incluye vaciarlo y convertirlo en pisos y garajes.

El edificio del Hotel Monterrey en el centro de Salamanca podría convertirse en edificio de viviendas y garajes si prospera una modificación impulsada por la propiedad para cambiar su uso y nivel de protección, y que se ha tratado este martes en la comisión informativa de Fomento del Ayuntamiento de Salamanca. En concreto, se ha aprobado inicialmente la modificación del grado de protección que tiene el edificio en el catálogo de construcciones protegidas de la ciudad.

 

Este paso, aparentemente un trámite administrativo sin más, tiene implicaciones. Al cambiar su protección de estructural o ambiental se abre la puerta a poder llevar a cabo actuaciones que adapten el edificio y sus condiciones a un nuevo uso. En concreto, hasta ahora la propiedad está obligada a respetar el edificio como está y sólo puede hacer labores de conservación. Con un cambio de protección a un grado inferior se reducirían las obligaciones.

 

En este sentido, el proyecto consiste en utilizar el edificio para viviendas y hasta cuatro plantas de garajes. En concreto, el proyecto contempla vaciarlo y hacer en la parcela viviendas. Además se contempla la posibilidad de construir hasta 4 plantas de garaje. Esta posibilidad va más allá de dotar de plazas de garaje a las viviendas. Y es que por la dimensión de la parcela y la posibilidad que permite el PGOU, los promotores de la modificación pueden, una vez que se haya aprobado, construir plazas de aparcamiento para atender otras necesidades como alquiler o venta a residentes de otros edificios, como dencuncia Unidas Podemos.

 

El edificio alberga el céntrico hotel desde hace décadas. Se trata de un edificio construido en 1953, inicialmente como viviendas, y que en el proceso de construcción se cambió a hotel. Desde entonces ha cumplido esa función en conexión con el edificio situado en la calle Toro conocido como hotel Alfonso X en cuyos bajos se encuentra un conocido bar de música nocturna. Ambos comparten plantas sótano, baja y primera y han funcionado como un solo negocio.