El futuro del campo del Reina Sofía: difícil acabarlo esta temporada, intento de tener público esta Liga
Cyl dots mini

El futuro del campo del Reina Sofía: difícil acabarlo esta temporada, intento de tener público esta Liga

Imagen reciente de las obras en el campo de fútbol Reina Sofía. Foto: A. Santana

Las opciones de ver acabada este año la obra se esfuman por completo: Fomento no quiere hablar de plazos, pero la ruptura de contrato retrasará el reinicio de las obras.

Las opciones de ver acabado el nuevo campo del Reina Sofía y su anexo esta temporada se han esfumado este martes al anunciar el Ayuntamiento de Salamanca que rompía el contrato. La decisión, lógica tras meses de constantes demoras y a punto de cumplir un año de retraso sobre la fecha prevista, tiene una consecuencia principal: hay que volver a licitar el contrato y eso sumará todavía más tiempo a la demora ya acumulada. 

 

Las obras para convertir el Reina Sofía en una pequeña 'ciudad deportiva' para el Real Monterrey y Unionistas han estado plagadas de problemas. El proyecto de casi 2 millones de euros ha sufrido todo tipo de complicaciones casi desde el principio y la empresa concesionaria ha sido un factor determinante. El varias ocasiones el propio ayuntamiento ha tenido que reconocer que las obras no avanzaban al ritmo deseado, ni tampoco al previsto, mientras los dos clubes se desesperaban. La gota que ha colmado el vaso, el mes largo que llevaban parados los trabajos.

 

Al final, la concejalía de Fomento ha optado por romper el contrato por los incumplimientos reiterados de la empresa. Ahora hay que volver a licitar el proyecto, adjudicarlo y que empiecen las obras de nuevo, aunque antes habrá que esperar a conocer la actitud de la actual empresa concesionaria, que puede alegar a la decisión del gobierno municipal. El resultado más que probable, muchos meses de demora.

 

Eso lleva a plantearse cuál es el futuro inmediato del campo de fútbol del Reina Sofía. Está albergando partidos con cierta 'normalidad', pero la obra no acaba y los accesos son imposibles, aunque la asistencia de público está muy limitada por las medidas Covid. Eso es lo primero que quiere arreglar el consistorio con el nuevo contrato, pero desde Fomento no dan fechas. Consultada la concejalía sobre ello, la respuesta es que hablar de plazos es prematuro, porque no depende sólo del consistorio hasta que legalmente se pueda empezar a trabajar.

 

Al margen de la respuesta oficial, parece difícil que la obra esté terminada esta temporad. La ruptura del contrato de una obra como la del vial del Hospital supuso un paréntesis de siete meses entre el nuevo proceso de licitación, la adjudicación y el reinicio efectivo de las obras. Y en el caso del centro cultural Torre de los Anaya, la ruptura de contrato por la paralización de las obras y el trámite de uno nuevo se llevó un año.

 

Lo que sí se podría conseguir es tener público en las gradas, aunque tampoco va a ser sencillo. Fomento quiere licitar fuera de la obra principal la ejecución de los accesos, que la actual concesionaria tenía empantanados. Con los accesos listos, podría verse público en las gradas si llegado el momento la situación epidemiológico lo permite, y de hecho esa es la intención, pero de nuevo el tiempo corre en contrat y la concejalía no se arriega a adelantar plazos.