El fútbol salmantino, sin jugadores en Primera por 'culpa' de la UDS
Cyl dots mini

El fútbol salmantino, sin jugadores en Primera por 'culpa' de la UDS

La desaparición de la UD Salamanca ha dejado sin equipo de referencia al fútbol de Salamanca. Es una de las once provincias sin jugadores en la máxima categoría.

El fútbol de Castilla y León no pasa por un buen momento, al menos, no en cuanto a su proyección en las categorías profesionales. De las once provincias de España que no tienen futbolistas en Primera División, cuatro son de la Comunidad: Salamanca, Zamora, Segovia y Soria. Todos ellos tienen en común la ausencia de un equipo en las primeras categorías, salvo en el caso del Numania de Soria. En el resto, los equipos de referencia están en Segunda B o Tercera División.

 

Este es el principal motivo por el que el fútbol salmantino no tiene a día de hoy ningún jugador en Primera División, categoría en la que, coincidiendo con los mejores años de la UD Salamanca, sí tuvo amplia representación. La explicación es que la presencia de un club de referencia, y más si juega en las primeras categorías, aumenta las posibilidades de que chavales surgidos del trabajo de cantera puedan acabar dando el salto a los primeros equipos.

 

El diario 'Marca' publica el origen de los 287 jugadores españoles que militan en equipos de Primera División. Se reparten entre todas las provincias del país, salvo en 11 de ellas que no cuentan con ningún jugador nacional. Es el caso de Guadalajara, Huesca, Jaén, Orense, Salamanca, Segovia, Soria, Teruel, Zamora, Ceuta y Melilla. En el lado contrario, Madrid, Barcelona y Vizcaya, que suman 86 futbolistas, el 30% del total.

 

Sobre el papel, las provincias con equipos en Primera División lo tiene más fácil para colocar jugadores en el fútbol profesional. Y, por norma general, aquellas en las que no hay equipos de máxima categoría, tampoco hay jugadores en la Liga de Primera. Es llamativa la crisis que, al respecto, sufre Castilla y León, con cuatro de sus nueve provincias sin jugadores en Primera. Según la federación regional, la explicación tiene unas siglas: UD Salamanca.

 

La presencia del histórico club blanquinegro facilitó el salto a muchos jugadores, tanto en la etapa de los D'Alessandro como en la etapa de Lillo, cuando el técnico ascendió al equipo de Segunda B a Primera de manera consecutiva y con el mismo bloque: un ejemplo de como la presencia de un club de referencia influye en la cantidad de jugadores en Primera. El 'once histórico' de la UDS así lo demuestra.

 

La desaparición del equipo blanquinegro en 2013, cuando militaba en Segunda B, supuso un antes y un después en el fútbol regional, que se ha quedado con Real Valladolid, Numancia y Cultural Leonesa como principales representantes. Soria no tiene ahora mismo jugadores en Primera, pero sí Valladolid (2) y León (1). Llamativo es que Burgos, con el Mirandés en Segunda B, tenga dos jugadores en Primera, igual que Palencia o Ávila, que tampoco tienen equipos más allá de Segunda B pero sí sendos jugadores en Primera. También influye la creciente despoblación, uno de los problemas endémicos de la comunidad, que afecta a todos los ámbitos de la sociedad y la economía.

 

En el caso de Salamanca, 211 jugadores han actuado en equipos de Primera, Segunda y Segunda B desde hace cerca de un siglo, pero es ahora cuando está en su momento más bajo. En los años '70 del pasado siglo, con la  UDS en Primera, hubo hasta una docena de jugadors salmantinos en la máxima categoría cada temporada. A día de hoy no hay ninguno en Primera, y tampoco hay una presencia destacable en Segunda; hay que buscar en Segunda B y Tercera donde la prsencia de varios equipos de la provincia puede acabar fructificando en una futura generación de Primera.