El fútbol de Segunda B en Salamanca en situación de alerta: así queda la clasificación en la jornada 10
Cyl dots mini

El fútbol de Segunda B en Salamanca en situación de alerta: así queda la clasificación en la jornada 10

Nefata jornada en la que los tres equipos saldaron con derrota sus respectivos encuentros y se van complicando cada vez más su situación clasificatoria.

La jornada 9 del Grupo II de Segunda B ha resultado nefasta para los tres equipos de la provincia de Salamanca que militan en el mismo, ya que se ha saldado con tres derrotas en otros tantos encuentros de Salamanca CF, Unionistas CF y CD Guijuelo. 

 

El primer en salir a escena esta semana fue el Salamanca CF que visitaba al Leioa, que estaba situado en puestos de descenso y con solo una victoria en su casillero y que, sin embargo, encontró la forma para doblegar a los de Pablo Cortés. El 2-1 relega al equipo blanquinegro a la décima posición con catorce puntos sumados en las diez jornadas, cada día más lejos de los puestos de play off que eran su objetivo y en una dinámica de juego que no acaba de convencer. El Barakaldo, que viene de empatar sin goles frente a la CyD Leonesa, será su rival el próximo sábado en el Helmántico. 

 

Casi con tintes de final por aquello de medirse último frente a penúltimo se planteaba el partido de Unionistas en Las Pistas frente al Arenas y el conjunto de Getxo fue el que pese a empezar por debajo en el marcador acabó llevándose los tres puntos para intercambiar posiciones con los de Aguirre que pasan a ocupar la última posición de la tabla con apenas cinco puntos en estas diez jornadas. El Amorebieta, que viene de vencer al Burgos, medirá el próximo sábado su capacidad de reacción ante esta situación.

 

Y el que pese a jugar en el Municipal tampoco pudo sacar adelante de manera positiva su partido fue el CD Guijuelo que cedió ante el Osasuna Promesas y encima se mete en el pozo del descenso, en concreto en la posición 18 con solo ocho puntos sumados. En el horizonte un partido a domicilio ante el Arenas que debe ganar sí o sí para no complicarse en una situación que nadie esperaba.