El 'fuerte Helmántico' dejó de serlo más de un año después de su reapertura

Presentación de El Salmantino en el Helmántico  (Fotos: De la Peña)

El estadio Helmántico tenía olvidado de lo que era ver perder a su equipo... hasta el pasado domingo. Más de un año desde que el Salmantino ejerce como dueño sin que se escapara un partido y, de hecho, en todo este tiempo solo se escaparon dos puntos hasta que el Ávila se llevó el triunfo ante el conjunto de Ramón Calderé. 

La victoria del Real Ávila no sólo arrebató el liderato al Salmantino y amargó el debut de Ramón Calderé en el banquillo del Salmantino, además supuso un hecho inédito porque en el más de un año que ha transcurrido desde que este club juega en el estadio Helmántico nunca había perdido como local. 

 

Los números del Salmantino eran brutales en todo este tiempo desde el comienzo de la temporada 2016-2017 hasta hoy. Primero en Regional con 15 victorias en los 17 encuentros disputados y solo dos empates cedidos y en el tiempo transcurrido esta temporada en Tercera con cuatro triunfos en los cuatro partidos jugados hasta el domingo. En total 19 encuentros de los que en los primeros 18 el técnico era María Hernández y en el último ejerció como tal Pablo Cortés. 

 

Es más en el 'fuerte Helmántico' el Salmantino parecía indestructible y hay más números que lo reafirman. En la campaña 2016-2017 fueron 55 goles a favor y 7 en contra los que encajó y este año no había sumado ningún tanto en contra en los tres primeros partidos Almazán, Burgos, La Bañeza (3-0. 7-0 y 4-0) hasta sumar uno ante el Burgos Promesas (2-1) y los dos encajados frente al Real Ávila (1-2). 

 

¿Y cuántas veces había encajados dos tantos en contra como local el Salmantino en el Helmántico? Pues solo hay un precedente, la pasada campaña y el protagonista de aquella gesta fue el Peñaranda, que acabó cediendo ante el poderío local. 

 

El Real Ávila rompió el muro que parecía indestructible, aunque habrá que ver a partir de la próxima semana si el Salmantino demuestra que esto ha sido un simple tropiezo y comienza a edificar de nuevo un fuerte que le lleve lejos. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: