El fuego da un nuevo susto en la Sierra de Francia pero los efectivos controlan las llamas

El viento provoca que el fuego se reactive pero la rápida actuación de los efectivos der la zona evita males mayores. Varios retenes se quedarán por la noche para evitar su propagación.

Los efectivos que trabajan en la zona de la Sierra de Francia han sufrido un pequeño susto como consecuencia del viento que ha avivado las llamas del incendio que se declaró pasadas las 15.30 horas del pasado jueves cerca de Garcibuey.

 

Una vez más, la rápida actuación de los bomberos y efectivos de la zona ha evitado que las llamas siguiesen arrasando más de las 100 hectáreas quemadas hasta ahora. No hay que olvidar que en la extinción de este fuego están trabajando más de un centenar de efectivos.

 

Según ha informado Medio Ambiente, durante la noche, varios retenes se quedarán en el lugar de los hechos para evitar una posible propagación de las llamas.

Noticias relacionadas