El frente ganadero pide en Salamanca más "flexibilidad" en el saneamiento y "profesionales más cualificados"

Representantes de organizaciones y colectivos ganaderos de Salamanca (Fotos: Chema Díez)
Ver album

Representantes de organizaciones agrarias, colecgtivos ganaderos, incluso de razas puras, han recativado la mesa de trabajo en la provincia de Salamanca y demandan un menor "sufrimiento" para el profesional en los saneamientos.

El sector del vacuno en la provincia de Salamanca ha despertado de nuevo la mesa de trabajo en de la que forman parte organizaciones agrarias (todas menos UPA-COAG), y colectivos ganaderos, incluso de razas puras (charolés, limusín angus...), con el objetivo de elevar una demanda a la Administración sobre el saneamiento ganadero en tuberculosis.

 

Así, y en resumen, las principales quejas de los profesionales, se centran en que el ganadero reciba "una mayor información sobre qué hacer en caso de contar con un caso positivo. Contar con más flexibilidad a la hora de los movimientos entre los cebaderos, la reducción de la presión entre las explotaciones afectadas y asumir los diagnósticos".

 

Así lo indicó el presidente de Asaja Salamanca, Juan Luis Delgado, quien aseguró además que se ha hecho "un buen trabajo en la lucha contra la enfermedad, especialmente por los profesionales ganaderos, con datos históricos con 1,45% de prevalencia en la comunidad al cierre de 2018".


Desde el sector, hay medidas que se pueden mejorar y "nos preocupa le menor fertilidad en Ávila y Salamanca, dos provincias con mayor censo de Castilla y León, el 62% de toda la región. No en vano, Ávila cuenta con cerca de 200.000 cabezas y Salamanca es líder en este apartado en España, con una prevalencia de la enfermedad del 2,52% en Salamanca y el 1,81% en Ávila. No queremos criticar por criticar el sistema, pero sí ciertas cuestiones".

 

 

Por su parte, el líder de UCCL, Jesús María González Palacín, siguió en la misma línea y aseguró que se muestran muy "contentos por reactivar este grupo de trabajo para una sinrazón como las campañas de saneamiento ganadero, porque hacen sufrir al profesional en situaciones en las que no es necesario. Urge establecer un grupo de trabajo con diálogo permanente y un nuevo modelo de saneamiento ganadero, no estamos en contra, pero sí de ciertas prácticas. Los datos sanitarios son buenos y hay que flexibilizar las medidas, porque en la Comunidad hay 19.000 explotaciones y en muchas zonas es la única base de sustento económico".

 

En la misma línea se expresó también el representante de la asociación de limusín en Castilla y León, apelando a la importancia de la sanidad en las razas puras y la genética y el hecho de dejar trabajar a los profesionales.

 

Por último, Juan Luis Martín Sevillano, responsable de la asociación 19 de Abril, hizo hincapié en la necesidad de contar con profesionales más preparados. “Tienen poca experiencia. Si vienen dos, uno sabe y otro está en prácticas. El saneamiento es un trauma y los ganaderos vamos con miedo; no creemos en las pruebas y en muchos sitios se han hecho las cosas mal, pero el malestar viene porque siempre hay alguien que es inexperto".

 

Pueden tener "formación tienen y su curso, pero los veterinarios no contaban con experiencia. Y si al ganadero se le exige profesionalidad, también a los equipos. Dejaba mucho que desear la labor en el saneamiento", concluyó.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: