El Flagelado y la Virgen de las Lágrimas no saldrán este Miércoles Santo: "Lo primero es la salud"

El Hermano Mayor de la Cofradía salmantina del Flagelado, José Luis Rivera García (Foto: De la Peña)
Ver album

El Hermano Mayor de la Cofradía salmantina del Flagelado, José Luis Rivera García, pide la colaboración y la unión de sus hermanos en estos momentos tan difíciles.

Nuestro Padre Jesús Flagelado y Nuestra Señora de las Lágrimas no podrán salir a recorrer las calles de Salamanca por segundo año consecutivo. En 2019 fue la lluvia la que impidió su salida y este 2020 la pandamia de coronavirus que mantiene en vilo el mundo entero. Lo cuenta el hermano mayor de la cofradía desde hace ya, al menos, once años, José Luis Rivera García

 

Un Miércoles Santo más sin ver a las Imágenes salir de La Clerecía junto a sus hermanos ataviados de negro y rosa. Cabe recordar que el pasado 2019, la Virgen de las Lágrimas debía haber estrenado una nueva diadema. Dicha joya, junto con una nueva saya serán algunas de las novedades.

 

La diadema, de plata, es un regalo personal de José Miguel Sánchez Peña, que es el escultor que hizo la Imagen de la Virgen. Hasta el día de hoy, Nuestra Señora de las Lágrimas salía por las calles de Salamanca y junto a Nuestro Padre Jesús Flagelado con una corona de aro que los últimos dos años la habían labrado más, pero Sánchez Peña dice que las vírgenes que miran al cielo "deben llevar diadema". 

 

 

En este sentido, el hermano mayor, José Luis, ha asegurado que en estos momentos "viendo todo lo que está pasando, lo más importante es la salud". Cree que la Semana Santa "no es solo el día de la procesión, hay todo un año para vivir la hermandad", ellos han intentado llegar a todos los hermanos a través de Redes Sociales y contacto a través de videollamadas.  

 

De cara a la procesión de hoy, "tenemos un vídeo preparado con imágenes de 2018 ya que el pasado año no pudimos salir debido a las inclemencias del tiempo, el objetivo es estar unidos y ayudar a quien más lo necesite, hay que vivirlo de otra manera y no tomarlo a la tremenda. Es momento de vivir una Semana Santa diferente", ahonda. 

 

Respecto a la decisión de trasladar la fecha de la semana de La Pasión al mes de septiembre, "no le veo lugar a nivel personal, debemos vivirla de otro modo. El coronavirus ha hecho que la celebración se suspenda y nos toca vivirla desde casa lo más unidos posible". 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: