El fin de las terrazas extendidas y la exención de tasas en Salamanca, sin fecha: el ayuntamiento "no tiene prisa"
Cyl dots mini

El fin de las terrazas extendidas y la exención de tasas en Salamanca, sin fecha: el ayuntamiento "no tiene prisa"

Terrazas en el centro de Salamanca. Foto: A. Santana

El Ayuntamiento de Salamanca analizará la coyuntura económica y laboral en la ciudad antes de levantar las medidas que benefician a la hostelería a partir de las peatonalizaciones por Covid, pero no se plantea hacerlo ya.

Las restricciones por Covid tienen los días contados. Así lo reconoce la Junta de Castilla y León, que se da 15 días para iniciar una nueva desescalada en las medidas para contener la expansión del virus, que puede ser la definitiva tras muchos meses, y que supondría ir replegando las últimas limitaciones a la actividad, las aglomeraciones y los aforos en todo tipo de manifestaciones y actividades. Los primeros pasos ya se han dado en el ámbito escolar y deportivo y, si los indicadores sanitarios son buenos tras las Ferias y Fiestas de septiembre, se iniciará el deshielo. Y entonces será el momento de tomar decisiones en Salamanca.

 

La clave es saber qué medidas se van a mantener. Las básicas, el uso de mascarilla en interiores y la distancia, estarán todavía tiempo con nosotros, pero progresivamente se van a ir levantando en diversos ámbitos. Y es cuestión de tiempo que deje de haber limitaciones a la actividad económica, en forma de cierres o límites al aforo o la explotación en locales de interior. Las restricciones están en su recta final y ahora hay que decidir qué hacer con los estímulos diseñados para apoyar a los negocios mientras duraran.

 

Estímulos municipales

En el caso de Salamanca, las restricciones a la actividad están directamente ligadas a dos de las medidas fundamentales del Ayuntamiento de Salamanca durante toda esta pandemia: la peatonalización para hacer sitio a terrazas y a la distancia social y las exenciones y ventajas fiscales. La primera afecta a numerosas calles de toda la ciudad que han dejado espacio a las terrazas, ya sea en zonas peatonales o en calzadas y aceras, para ampliar el número de mesas y sillas por las que, además, no se paga tasa. Lo mismo ocurre con los puestos de mercadillo. En total, el consistorio ha renunciado por ello a 780.000 euros en un año.

 

La cuestión ahora es decidir cuándo se vuelve a la normalidad previa. Y el consistorio salmantino no tiene por ahora prisa. Así lo ha manifestado el alcalde, Carlos García Carbayo, este mismo jueves en su reaparición al ser preguntado precisamente por el momento para retirar estas dos medidas en concreto. El consistorio quiere ser muy cauteloso porque el final de las restricciones no equivale a recuperación total; es más que probable, además, que encuentre cierta resistencia de los negocios de hostelería a renunciar a una situación que ha sido beneficiosa. El alcalde ya ha dicho que "no hay prisa" para levantar las medidas de ayuda a economía y hostelería, pero en algún momento habrá que plantearlo porque tiene implicaciones en el tráfico, en la movilidad, en los presupuestos...

 

Terrazas extendidas

La primera decisión tiene múltiples aristas, porque influye también en la circulación, aparcamientos e incluso los recorridos de bus, pero hay que afrontarla. Y de  hecho, ya hay un criterio: el final de las restricciones a la hostelería. Ya está decidido que la calle Van Dyck, una de las peatonalizadas, volverá a tener circulación y aparcamiento en cuanto no haya limitaciones para operar en el interior de la hostelería: hoy por hoy sólo falta reabrir el consumo en barra y poco más.

Para el resto podría regir el mismo rasero, pero hay algunas calles que se van a peatonalizar próximamente, otras en las que hay oposición vecinal al corte, otras en las que ha sido bienvenido... las situaciones son distintas y variadas. Revertir las terrazas a su tamaño de licencia y volver a cobrar la tasa no va a ser sencillo.

 

Ventajas fiscales

La otra decisión que hay que tomar compete también a Hacienda y supone determinar qué se hace con las ayudas y las ventajas fiscales que se han otorgado a los negocios. El Ayuntamiento ha redondeado con éxito las convocatorias de ayudas para adaptar negocios con mamparas y otras medidas, y también para acogerse a ayudas de todo tipo: hay que decidir si se hacen nuevas convocatorias para no retirar el 'oxígeno' a negocios, autónomos y empresas.

Y por otro lado hay que decidir qué se hace con las ventajas otorgadas a las terrazas, exentas del pago de la tasa todo 2021, y con otros aplazamientos y bonificaciones que se han aprobado para faciitar el pago de impuestos y tasas municipales.

Comentarios

cuidadana preocupada 04/09/2021 11:09 #3
Escandalosas declaraciones del alcalde respecto a los espacios robados a todos los ciudadanos. HASTA CUANDO VAMOS A ESPERAR, ya esta bien de pasividad, deberíamos manifestarnos para defender el espacio que es nuestro y nos lo han quitado. Octubre seria un buen mes para volver a la normalidad y por supuesto cuando cesen las restricciones.
Ciudadano expoliado 03/09/2021 09:54 #2
Una vergüenza que se hayan expoliado a los ciudadanos sus espacios para concedérselos a los amiguetes del Ayuntamiento. Más vergüenza aún que ahora no ponga los medios para recuperarlos. Pero lo que ya roza el esperpento es que los salmantinos paguen con sus tasas e impuestos esta fiestas no se enteren de que se les está robando la cartera.
Emily 03/09/2021 09:25 #1
La cuestion esta clara. Han venido para quedarse, como el virus. No solo no habrá marcha atras, sino que ira a mas. Llegada la ocasion lo disimularan de alguna manera si fuera necesario, pero la voluntad es la que es, y que los ciudadanos decidan. Y los ciudadanos parecen encantados de haberse conocido. Ya se sabe que sarna con gusto no pica

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario:

Noticias relacionadas