"El Fin de Año Universitario tiene que evolucionar, darle una vuelta como se ha hecho con el Lunes de Aguas"
Cyl dots mini

"El Fin de Año Universitario tiene que evolucionar, darle una vuelta como se ha hecho con el Lunes de Aguas"

El presidente de la hostelería salmantina durante la crisis del Covid se despide del cargo y mira a un futuro en el que Salamanca recupere grandes eventos como la 'nochevieja' y la Feria de Día que "tienen que evolucionar" y a la dignificación de un sector que tiene ahora grandes problemas para encontrar personal. Ve "necesaria" la regulación de las terrazas para transmitir profesionalidad al turismo y al ciudadano.

Álvaro Juanes, presidente de la Asociación de Hostelería salmantina, durante la entrevista en TRIBUNA. Foto: A. Santana

¿Cómo va a ser el relevo?

Siempre dije que iba a estar una legislatura y esta ha valido por tres. Creo que se ha hecho una buena labor, en tiempo y forma, y es hora de dar paso a la nueva junta directiva que todo indica que habrá mucha gente de la actual directiva, pero no todos porque hay incorporaciones nuevas. Todos tienen mi aval al 100% porque han vivido conmigo las situaciones que todos sabemos, tan complejas. Son personas con ganas y creo que lo van a saber hacer.

 

Esto no se lo esperaba nadie y esta legislatura ha pasado, para el sector y la asociación, con situaciones impensables. ¿Cómo ha logrado salir la hostelería de esta?

Hemos vivido la situación del más difícil todavía. El sector sale más unido, hemos sabido llevar una voz común como asociación, con campañas y voz a nivel nacional. Hemos llegado al Congreso y, cuando vivíamos la etapa más dura, la misma vicepresidenta me contestó en el Telediario. Hemos conseguido que una asociación provincial como Salamanca tenga voz y peso, pero esto es el más difícil todavía. Parecía que ya salíamos del Covid, con más endeudamiento y pérdidas, eso sí, y cuando estábamos retomando el pulso nos encontrábamos con sobrecostes de suministros y materias primas y esto afecta al sector. Aún así salimos con fuerza, seguimos pedaleando, con ánimo, con optimismo, y se lo he transmitido a mis compañeros: "Si hemos salido de una tan complicado, podemos salir de esta y de las que venga".

 

Salimos con fuerza, seguimos pedaleando, con ánimo, con optimismo, y se lo he transmitido a mis compañeros: "Si hemos salido de una tan complicado, podemos salir de esta y de las que venga"

 

Siempre contando con el apoyo de las instituciones a todos los niveles, tengo que agradecer al gobierno municipal y a la corporación al completo, a la Junta y al Gobierno central, porque al final han llegado ayudas. Yo comprendo que queremos más, es cierto que si los gobiernos se tuvieran que hacer cargo de las pérdidas de todos los sectores, sería inasumible. Saldremos de esta y seguiremos siempre que sea en este entorno de apoyo y colaboración y no sólo a nivel económico, sino en mesas de trabajo, diálogo, apoyo, asesoramiento... Vamos a por la siguiente prueba.

 

Seguramente el sector recibió un gran impacto por la crisis del Covid, pero ¿se va a llevar más por delante la crisis energética, de suministro y de precios que el coronavirus?

Puede todavía conllevar más pérdidas. Son situaciones complejas a las que nos vamos enfrentando, pero no va a ser tan duro como el Covid. Era un escenario dantesco: todo cerrado, miedo, no sabíamos ni lo que estaba pasando... Una situación tan compleja no la vamos a volver a vivir. Sí que es cierto que ahora nos hace más daño cualquier situación porque venimos de una coyuntura de endeudamiento y pérdidas, aunque la resistencia que ha tenido el sector a nivel moral es única, pero todo va haciendo mella.

Yo soy optimista, en primera persona. Soy un empresario multisectorial, pero he apostado mucho por turismo, alojamiento y hostelería, y veo ritmos aceptables. La cuenta de resultados no es la misma porque hay más sobrecostes. También hay mucho que decir en cuanto a costes laborales, el convenio colectivo está en su punto álgido de la negociación, personalmente he estado llevando la negociación con mi junta y se han avanzado posiciones. Hemos tenido muchos frentes abiertos, muchos puntos que nos han hecho mella. Y tenemos la problemática de recursos humanos.

 

Gente que tenga un mínimo de experiencia y esté dispuesta, no hay, y no sólo está pasando en hostelería

   

¿Es cierto que la hostelería no encuentra gente para trabajar?

Es difícil. Te hablo en primera persona también: tengo un establecimiento de próxima apertura y me está costando encontrar personal. Lo encontraré, pero me está costando, es difícil, requiere un esfuerzo. Ahora mismo hay déficit de recursos humanos en este sentido. Gente que tenga un mínimo de experiencia y esté dispuesta, no hay, y no sólo está pasando en hostelería. El problema existe y es una asignatura pendiente.

 

¿Por qué ocurre esto? Ha sido un sector que siempre ha podido dotarse de personal y ha generado empleo...

Llega un punto en que la hostelería debería haber comenzado años atrás dándole el valor que tiene nuestro sector. Tiene que empezar en los colegios, en la FP, que siempre ha sido el hermano feo... En países como Francia los camareros ganan 6.000 euros porque han potenciado la FP y han dignificado la profesión, que no se vea como esa profesión puente que viene a Salamanca y que, a mucha honra, consigue un puesto de trabajo para sus gastos y no sobrecargar a sus familias. Pero mucho ha acabado en eso. Hay que darle más valor a la profesión. Otra explicación no le encuentro y la problemática añadida a que todos queremos tener un despacho con una licenciatura, que está muy bien, pero a lo mejor ese profesional puede tener los mismos ingresos que un camarero de París. Hay que dignificar las profesiones.

 

El convenio, ¿cómo va a terminar? ¿Con subidas de sueldo?

Lo que se ha tratado es de defender nuestra posición, pero con sentido común, comprendemos que el trabajador tiene que tener sus derechos. Hay figuras como los fijos discontínuos que nos complican un poco. Todavía estamos negociando, hay puntos en el aire, pero sí hay aspectos que nos complican. Nos sube mucho el coste de los extras, con la reforma del Gobierno es mucho más caro que antes, igual que los fijos discontínuos...

 

La  conocida como nocheviaje universitaria de 2021, ¿ha sido el momento más crítico del mandato?

El Fin de Año Universitario ha sido uno de los más críticos. Ese y cuando entró el toque de queda del estado de alarma. Han sido los dos momentos más delicados en los que me he enfrentado en la asociación. Llegó Ómicron, sabíamos que era más leve, pero había más casos. Los ciudadanos me paraban por la calle para que tomáramos una decisión coherente, empresas que tenían intereses, compañeros que esperaban ese evento... pero si se provocaba un pico de contagios por un evento de este tipo con un volúmen de jóvenes tan grande podríamos meternos en problemas. Desde el ayuntamiento he contado con apoyo total y tengo que dar las gracias a la concejaía de seguridad, y al consistorio en general, porque la decisión fue nuestra y fue cumplir la norma.

Independientemente de junta directiva y de asesores, me estudié la norma y decía que la organización tenía que garantizar las medidas, la distancia de seguridad y el uso de mascarillas: si no podíamos garantizar eso, no podíamos hacerlo, y me decisión fue no hacerla.

 

La organización tenía que garantizar las medidas, la distancia de seguridad y el uso de mascarillas: si no podíamos garantizar eso, no podíamos hacerlo, y me decisión fue no hacerla

 

¿Eso fue lo que inclinó la balanza, la responsabilidad?

La responsabilidad moral por las consecuencias en un momento que ya estaban subiendo los contagios. Dijimos que estudiábamos los índices y llegado el momento habían subido mucho. Y cumplir la norma, ¿cómo podíamos garantizar las normas del momento con 30.000 jóvenes comiendo las gominolas? Fue una decisión de la asociación, mía en primera persona, y la ley nos lo permitía hacer, pero cumpliendo unas normas. Hubo una reunión de seguridad local y tengo que agradecer a todos los presentes el apoyo porque apoyaron la decisión de no realizarlo. La salud tiene que estar por encima de todo.

 

Este año las cosas serán diferentes, la idea es volver a organizarla, ¿le llega cierto rechazo hacia la fiesta en Salamanca?

Comprendo que, a veces, tanto en esa fiesta como en otras, como puede ser un partido de fútbol, que es un espectáculo con una alta concentración de personas. No es el único evento en el que se producen altas concentraciones. La repercusión mediática de un evento como estos es impagable, es muy potente, cuando se hace como se tiene que hacer. El estudiante es un público que acude a Salamanca, que no sólo repercute a ocio nocturno, también repercute a hostelería, comercio, transportes, alojamiento... Es un evento que respaldo, pero bien entendido y con el cumplimiento de las normas. No hay que fomentar el consumo desmesurado de alcohol y tiene que haber un orden. Uno de los retos de la asociación es algo que teníamos en marcha, es un evento que tiene que ser más amplio en el que puede intervenir el deporte, con actividades culturales, creo que se debe evolucionar, ha estado muy bien, pero tiene que evolucionar.

 

Es un evento que tiene que ser más amplio en el que puede intervenir el deporte, con actividades culturales, creo que se debe evolucionar, ha estado muy bien, pero tiene que evolucionar

 

Y alejarla de la imagen de mucho alcohol...

Tampoco alejarlo en ese sentido, es totalmente legítimo que una persona coma en un restaurante, entre en una tienda y entre en un local de ocio nocturno a tomar una consumición. Tiene una repercusión millonaria, esa noche genera 2 millones de euros más la repercusión que es impagable. No alejarla de eso, pero se le puede dar una vuelta al igual que se le ha dado una vuelta al Lunes de Aguas que se ha complementado con actividades culturales. Tiene que evolucionar.

 

Otro gran evento que se ha echado de menos, la Feria de Día de las ferias de septiembre.

Es un evento importantísimo para Salamanca. Creo que, al final, gusta. Al ciudadano el ambiente de casetas le gusta, es un millón de consumiciones. Tenemos ganas, hay un gran despliegue con este evento y siempre evoluciona en positivo con actividades culturales y siendo solidarios, como la colaboración con los Hermanitas de los Pobres, una institución maravillosa. Para todos, tanto para el ciudadano como para el empresario, es importante recuperarlo y recuperar normalidad porque han sido tiempos muy duros.

 

Para la Feria de Día había planes, ¿qué feria nos vamos a encontrar?

 

La Feria de Día todavía se puede evolucionar más y me gustaría que hubiera más establecimientos: planteamos zonas para poner más y pienso que este año podría crecer

 

Se frenó todo, proyectos que había en marcha que hubo que posponerlos. La feria ha evolucionado a nivel de sostenibilidad, con las campañas de recogida de vidrio. Este año me gustaría que se le diera una vuelta de tuerca hacia la sostenibilidad de los envases, es la tendencia y es una obligación en estos momentos, hay que darle una vuelta de tuerca para que todo lo que se pueda se gestione y se recicle. Tenemos que dar facilidades para montar casetas, mantener el control de superficies y de aceites, marcar las zonas, respetar los protocolos, música que no moleste que ya lo pusimos... Todavía se puede evolucionar más y me gustaría que hubiera más establecimientos: planteamos zonas para poner más y pienso que este año podría crecer, encontrar espacios atractivos y negociarlos con el ayuntamiento.

 

¿No se ha quedado un poco atrás en el aspecto gastronómico, nació con esas aspiraciones?

Bueno, tiene su concurso de tapas y tiene participación, pienso que gusta. Con los medios de que se dispone, que no es la leyenda negra que hay de las casetas, con los medios que hay los productos y elaboraciones son buenos, aunque todo se puede mejorar.

 

Las nuevas ordenanzas de las terrazas, dos por falta de una, ¿tendrán una implantación pacífica?

Quiero transmitir calma a mis compañeros. Tenemos una propuesta de ordenanza, pero también tenemos un período de alegaciones en el que plasmaremos, establecimiento por establecimiento, lo que tiene que ser. Pero quiero transmitir calma y dejar claro que cuando hay una propuesta, por ley hay opción de alegaciones y, por mi experiencia, tengo que decir que cualquier planteamiento que se le ha hecho al ayuntamiento lo ha admitido. No sólo habrá alegaciones, también reuniones de trabajo, y desde la concejalía siempre se ha recogido todo con sentido común y con sensibilidad.

Tenemos muchísimas pérdidas acumuladas, hemos retrocedido años, no es fácil conciliar con los ciudadanos, pero podemos transmitir propuestas para darle una vuelta a esa normativa inicial. Calma porque hay un equipo en la asociación trabajando. Estamos recibiendo a todos los empresarios para recogerlas. Entiendo que se regule, es necesario, y que los empresarios podamos negociar y creo que la negociación va a ser en buenos términos. Es un proceso normal y estoy seguro que se estudiará con detalle todas las propuestas desde la asociación. Habrá una línea de trabajo que transmita profesionalidad al turista y al ciudadano en las terrazas.

 

Has repetido varias veces la palabra 'calma', ¿ha generado inquietud la aparición de las nuevas ordenanzas?

Sí, siempre hay gente que esté un poquito más pendiente porque las terrazas son muy importantes en estos tiempos, y no sólo para los empresarios, también para los trabajadores. Los empresarios van a estar pendientes de como se desarrolla todo esto, por eso pido calma y que se deje trabajar.

 

¿Cree que se llegará a un punto de entendimiento?

Estoy seguro que sí.

 

¿Qué es lo que ha generado más preocupación: distancias, mobiliario uniforme...?

Hablamos de mobiliario, de cortavientos, de que cuando se permita tendrá que ir dentro de unas líneas que nos marquen, que por otro lado es como se viene haciendo en todos los cascos históricos protegidos. Lo que hay que ver es qué pasa si un empresario ha hecho una inversión reciente en ese mobiliario, qué fórmulas se pueden habilitar.

 

Yo veo muy bien que haya una uniformidad en el mobiliario de las terrazas, eso al turista le transmite mucho, pero imaginemos que acabas de hacer una inversión potente...

 

Más plazo...

Quizás, que sea algo más paulatino. Yo veo muy bien que haya una uniformidad en el mobiliario de las terrazas, eso al turista le transmite mucho, pero imaginemos que acabas de hacer una inversión potente... hay que buscar un mecanismo para que termine llevando esa línea y pueda aprovechar esa inversión que hizo mientras tanto. En todo caso, decirte que con el Ayuntamiento llegaremos a cualquier parte, estoy convencido. En estos tiempos tan duros me he encontrado apoyos, sinergias y mesas de trabajo, y mucho sentido común, por eso estoy tranquilo. Si planteamos cosas con sentido común se llegará a buen puerto.

 

¿Hay invasión de terrazas en la ciudad?

Entiendo que no. Es como todo, hay que conciliar el día a día del ciudadano con la actividad. Todas las terrazas están legales y es algo que, no sólo gusta, sino que es necesario en España. Nuestro sector es el que más felicidad vende y eso no nos lo puede quitar nadie. Las terrazas están llenas, mueven al turismo, en Salamanca vendemos experiencias y gastronomía, pero bien entendido porque hay normas que vienen de Europa y hay que congeniar. No hay invasión de terrazas, hay ciudades... Siempre se puede mejorar, no te digo que no haya malos casos aislados, pero mis compañeros cumplen.

 

No hay invasión de terrazas, hay ciudades... Siempre se puede mejorar, no te digo que no haya malos casos aislados, pero mis compañeros cumplen

 

¿Abogas por ser duro con los incumplimientos?

Es fundamental cumplir la norma. Podemos defender al cumplidor: si un señor no cumple la norma, puede tener unas sanciones. Hay que ser prudentes, saber qué podemos hacer y qué no podemos hacer.

 

No le voy a preguntar qué ha ocurrido en CES, sino si va a seguir y cómo ve la asociación tras la firma de la 'paz'.

Me llevo un gran disgusto porque no está José Vicente Martín Galeano que, además de mi presidente, ha sido una persona que siempre ha estado en los momentos más complicados y es gran amigo. Por otro lado me llevo una gran alegría por la firma del convenio como bien sabes, que se hayan acercado posiciones: es un paso importante y es la línea que hay que seguir. La confederación sigue en marcha, creo que Antonio Rollán lo va a hacer bien y continúa. Martín Galeano ha estado seis años al frente y es un ejemplo a seguir en instituciones de este tipo, ha invertido mucho tiempo y se ha desvivido por la confederación. Ha sido un disgusto que no esté. Yo continuaré con muchas ganas en la directiva.

Comentarios

Su trayectoria le avala 03/05/2022 12:15 #7
Un estadista, sin duda.
PATÉTICO 02/05/2022 10:07 #6
Lo que tiene que hacer es desaparecer, no aporta nada a la ciudad más que intereses a unos cuantos encabezados por el que se escondió diestras de la barra en la pandemia y que aporta programación chabacana a la ciudad
Nise 30/04/2022 15:20 #5
Dice que no hay invasión de terrazas, porque son legales.Cuando se juntan dos caciques hacen legal sus intereses, hay calles que ni pasear se puede, ejemplo, entrada de la calle Toro a la plaza, la Rúa intransitable. Pero el peatón no gasta y por eso se reprimen sus derechos.
Ciudadano expoliado 30/04/2022 10:04 #4
Puaggggggggg.🤮🤮🤮🤮
Ya es hora que te vayas 29/04/2022 22:57 #3
Menudo elemento que se quita la hostelería de encima. A ver si viene uno sin intereses y buscando soluciones para todos, no solo para el cortijo de los de siempre.
JC 29/04/2022 22:20 #2
La nochevieja universitaria tiene que evolucionar hacia su desaparición. No puede ser que vayamos presumiendo de ciudad de cultura y saberes y convirtamos la ciudad en un inmenso botellón para regocijo de la mafia de siempre.
León 29/04/2022 20:20 #1
Rezo todos los días para la desaparición de este colectivo antisocial y egoísta.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: