El fenómeno de las mascarillas de La Casa Lis de Salamanca: "Nunca un artículo de la tienda despertó este entusiasmo"

Las mascarillas estampadas con la vidriera 'Amanecer' de La Casa Lis vuelan, literalmente. Las ventas han superado cualquier expectativa con pedidos desde toda España. Incluso ha servido de inspiración  a otros museos internacionales que quieren seguir los pasos del Museo de Art Déco y Art Nouveau.

Así luce la mascarilla con la vidriera 'Amanecer' que la ha inspirado detrás

Si pararse a observar La Casa Lis, da igual por dentro que por fuera, es cautivador detenerse frente a la explosión de color de sus luminosas vidrieras hace caer en la fascinación y por eso no debería extrañar lo que ha sucedido con las mascarillas que el Museo decidió sacar a la venta una vez que comenzó la desescalada.

 

Un objeto que se ha convertido en común en nuestras vidas y al que los responsables del centro expositivo de Salamanca decidieron dar una vuelta ofreciendo mascarillas higiénicas reutilizables con la reproducción de la característica vidriera 'Amanecer' en su tela y que se han convertido en un auténtico fenómeno hasta tal punto que, una vez detrás de otra, se agotan los envíos que reciben desde el proveedor. 

 

"Nunca he visto un artículo de la tienda recibido con tanto entusiasmo y eso para nosotros es espectacular", reconoce la responsable de comunicación del Museo, Alejandra Martín. 

 

Hay que remontarse a la etapa en la que todos estamos en confinamiento para ver nacer la idea de crear esta mascarilla que hoy por hoy pasea por nuestras calles una parte tan reconocible del Museo. Entonces, como tantos otros, los responsables de La Casa Lis teletrabajaban pensando en ideas a futuro y fue cuando se pergeñó la idea. "Hablándolo con Pedro (Pérez Castro, director del Museo), vimos que se iban a empezar a fabricar mascarillas de todo tipo y lo valoramos siempre teniendo en cuenta nuestras particularidades porque la nuestra no deja de ser una tienda de museo. Preguntamos porque había mucho desconocimiento sobre materiales y ya cuando salió la guía del Ministerio con las homologaciones y los requisitos hablamos con la proovedora para ver cómo lo podíamos hacer y fue un poco así trabajando desde pronto aunque no dimos el paso hasta estar claro cómo debían ser para cumplir la normativa. Siempre teniendo claro que fuera algo que tuviera sentido y que fuera contraproducente con la imagen del museo. Lo que intentamos es que sea artículos que puedan llevar la imagen de esta casa, el color que es un poco su símbolo y, en este caso, que cada persona que tenga esa mascarilla, y en este caso, tenga un poco de ese símbolo tan característico con su sol, sus golondrinas...". 

 

Y la demanda fue inmediata, tanto en la tienda física como online. "La primera que tuvimos de prueba se la puso Pedro para una entrevista y ya nos llamaron entonces para preguntar y todavía no se había dicho que se iba a comercializar" y cuando estuvieron disponibles en horas se agotaron las primeras 200. La segunda partida se agotó online en una noche "y cada vez que recibimos pasa igual". En este momento hay apenas una decena disponible online "porque siempre intentamos satisfacer esa demanda ya que no se pueden reservar por internet" y hay más de 200 reservas en tienda a la espera de que a final de esta semana llegue un 'nuevo cargamento'. 

 

Pedidos de toda España -este miércoles se recogían por ejemplo desde Guipuzkoa, de Zaragoza, de Madrid, Valencia, Cádiz, Valladolid, La Coruña, Asturias...-, y por supuesto también de Salamanca y provincia. Un éxito que Alejandra Martín cree que puede venir dado porque la vidriera 'Amanecer' "es muy vistosa y no es que una obra de arte de un museo vaya en la mascarilla, que también tiene su interés, sino que es el propio museo el que va en la mascarilla".

 

NUEVAS EDICIONES

 

¿Y hasta cuándo van a mantener su venta? Desde el Museo Casa Lis intentarán hacerlo hasta que baje la demanda pero además se guarda una sorpresa para aquellos entusiastas de este artículo y es que prepara dos modelos nuevos, aunque serán ediciones limitadas y casi para coleccionistas.

 

Lo explica Alejandra Martín. "Lo que hacemos en el Museo no suelen ser artículos de venta masiva. Se cuida mucho el diseño y la unidad y no se hace nada para venta de miles de unidades. En el caso de las mascarillas hay que atender la demanda de la gente porque con 200 no damos opción a que el que la quiera la tenga, así que vamos a mantener esta mascarilla que ya ha salido hasta que baje la demanda pero estamos trabajando en ediciones limitadas con otros detalles de la vidriera".

 

Detalle del Cometa Halley en la vidriera del patio del Museo que era en la nueva mascarilla

 

En concreto la que está en la calle luce, como hemos contado, la  vidriera 'Amanecer' que es quizás la más conocida y ahora se planea hacer dos modelos con un patrón diferente y que lucirán por un lado un detalle de la vidriera 'Anochecer' y también con un detalle de las vidrieras del patio, en concreto espacio en el que se ve el Cometa Halley. "Estas ya serán para aquellos a los que les guste mucho, las quieran como colección o para regalar".

 

No es fácil gestionar una demanda tan masiva pero "ojalá nos pasara con todo", afirma y no tanto por lo que supone de venta como de imagen. "El hecho de que sea un objeto tan personal y tan visible hace que el que lleva la mascarilla multiplica la visibilidad del Museo por todas partes". 

 

De hecho una imagen de una persona con la mascarilla en una fotografía en Instagram ha provocado que desde la National Gallery de Irlanda se hayan puesto en contacto con La Casa Lis para 'copiar' la idea con sus obras de arte. "Para nosotros es espectacular porque hemos reactivado nuestras propias tiendas y, sobre todo, abrimos más la puerta de nuestro museo. Ha superado cualquier expectativa". 

 

Comentarios

Pedro Perez Castro 25/06/2020 12:31 #2
Gracias a Tribuna por apoyar iniciativas locales.
Ideas 25/06/2020 10:11 #1
El arte en la calle y no las "mierdas" que nos hacen tragar las multinacionales.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: