El extraño caso de Unionistas o cuando Hyde resta méritos a Jekyll

Unionistas de Salamanca solo puede sacar un punto en su visita a San Amaro (3-3) ante un Burgos CF que remontó dos veces el marcador en contra. Los desajustes defensivos penalizan al equipo de Astu. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL BURGOS CF: Pana, Boris, Kenyi, David, Javier, Taborda, Rebollo (Manrique, min. 60), Carolo, Rubén (Jesús, min. 81), Juli y Máquina (Mosquera, min. 89).

 

UNIONISTAS DE SALAMANCA: Molina, Obispo (Motos, min. 69), Eslava, Gallego, Flórez, Chuchi (Oskar Martín, min. 76), Carlos López, Piojo (Carmona, min. 70), Cristo, Manjón, De la Nava. 

 

GOLES: 0-1, min. 7, De la Nava. 1-1, min. 19, Rubén. 2-1, min. 34, Rebollo. 2-2, min. 45, Chuchi. 2-3, min. 82, Motos. 3-3, min. 86, Máquina. 

 

ÁRBITRO: Eder Mallo Fernández. Mostró cartulina amarilla a los locales Rebollo, Pana, Rubén, Taborda, David y Juli y a los visitantes Chuchi, Eslava, Gallego. Expulsado el técnico local. 

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada duodécima de Liga disputado en el campo San Amaro de Burgos.

Este 1 de noviembre puede ser un buen día para leer 'El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde', una jornada de sentimientos encontrados, en la que a muchos se le remueven muchas cosas. La novela de Robert Louise Stevenson sobre el desdoblamiento de personalidad se ha convertido en un clásico y también se echa mano de ella de forma recurrente para tratar de razonar situaciones que a veces no son fáciles de explicar. El título de esta novela y, por supuesto, su trasfondo le vienen como un guante a la temporada que está viviendo Unionistas de Salamanca. A lo mejor buceando en ella se puede encontrar alguna explicación. 

 

Irregular en sus primeros pasos, con una racha de triunfos excelente posteriormente pero con sobresaltos provocados por su propia irregularidad durante los partidos sobre todo en defensa. Minutos muy buenos de juego con otros en los que con muy poco le hacen mucho daño y así se puede resumir lo que le sucedió en el encuentro ante el Burgos CF en el San Amaro. 

 

El duelo parecía propicio para lo que ahora mismo persigue Unionistas. Sumar de tres en tres y de una vez por todas conseguir hacerlo con relativa tranquilidad y lo cierto es que ese objetivo se encaminó muy pronto porque el dominio que se esperaba se hizo efectivo, con ocasiones y también con el gol. Carlos de la Nava adelantó muy pronto al equipo de Astu, en el minuto siete, en la que ya era su segunda oportunidad para ver puerta. Su cabezazo, inapelable, sirvió para poner el 0-1 y además dio pie a varias llegadas más con peligro de un equipo que esta vez parecía en disposición de no pasar apuros. 

 

El partido caminaba tranquilo y, de repente, Unionistas cambió de careta. De la versión buena a la atormentada porque en el que suponía el segundo acercamiento de los locales desde el pitido inicial, Rubén aprovechaba para empatar el duelo y ese 1-1 le sentó como un tiro a Unionistas que perdió el control que había tenido hasta entonces. Lo peor es que los errores están penalizando mucho a este equipo y no tener el control se traduce en desajustes y llegadas que el Burgos aprovechó para encontrarse con el 2-1 tras el tanto de Rebollo.

 

De ir por delante ante un rival dominado a verse por detrás y, otra vez, con la obligación de remontar. Un sino difícil de llevar pero que Unionistas aguanta por el momento y por eso antes del descanso consiguió dar el primer paso y lo hizo a balón parado. Magistral falta ejecutada por Chuchi que desde la frontal colocó el balón ajustado al palo izquierdo de la portería defendida por Pana. Un 2-2 con 45 minutos por delante que facilitaba la vuelta a la versión buena. 

 

Después de un primer tiempo movido pero de cierto descontrol, en la segunda mitad los equipos salieron a resguardarse más y a tratar de aprovechar alguna oportunidad. Más control y menos juego porque el duelo cayó en la rutina de las interrupciones con llegadas aisladas al área donde los dos porteros vivieron con relativa tranquilidad hasta los minutos finales.

 

Porque fue en el tramo final cuando regresaron a escena las dos versiones de este Unionistas, protagonista generalmente de sus encuentros por ser capaz de ser el que haga lo bueno y lo menos bueno. Con los cambios ganó en presencia ofensiva el equipo de Astu que se pudo adelantar primero tras un remate al palo de Oskar Martín. Siete minutos antes que el punta vasco había entrado al terreno de juego Motos que se convirtió en protagonista al conseguir el 2-3.

 

El joven jugador aprovechó un centro de Cristo desde la banda para recoger el balón tocado por Pana en su incorporación al área y rematar sin dudar al fondo de la portería. Era ya el tramo final, el momento de dar por cerrado el duelo pero ni mucho menos fue así. Otra vez, otra, la ventaja se escapó en un visto y no visto cuando el Burgos volvió a acercarse a la portería de Molina y Máquina aprovechó para rematar de cabeza un centro que acabó convertido en 3-3 con cuatro minutos para el final que llegó sin más historias que contar. Un punto para Unionistas al que su lado Hyde acaba méritos, y puntos, al Jekyll.

 

 

Noticias relacionadas

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: