El estado de las nacionales y autovías de Salamanca, a examen en el Congreso

Imagen: Archivo

El PSOE lleva al Congreso la situación del mantenimiento de las carreteras nacionales y autovías a su paso por la provincia de Salamanca.

David Serrada, diputado socialista por Salamanca, pide explicaciones al Gobierno sobre el presupuesto que ha destinado al mantenimiento de estas vías a su paso por la provincia, sobre la ejecución de esas cuantías en el caso que las hubiera presupuestado, y las actuaciones llevada a cabo en dichas carreteras. Serrada ha mostrado su preocupación  por la situación de abandono y mal estado de conservación, especialmente en cuanto al firme de la calzada, que padecen las  autovías A-50, A-62, A-66, y las carreteras N-620, N-630, N-501, SA-11 y SA-20 en los tramos correspondientes a su paso por la provincia salmantina.

 

El diputado del PSOE por Salamanca, David Serrada,  ha presentado en el Congreso una batería de preguntas al Gobierno, para su contestación por escrito, donde interpela y muestra su preocupación ante el Ejecutivo sobre el estado y la situación de las carreteras nacionales, y competencia de Estado, en los tramos que atraviesan la provincia de Salamanca.

 

El parlamentario salmantino se ha interesado por las cantidades que el Gobierno ha presupuestado para el mantenimiento del firme a su paso por Salamanca entre los años 2011 y 2016. Y en el caso en que se hubiera presupuestado alguna cantidad para este u otro fin en el mantenimiento de estas vías, que parte de esas cuantías se han ejecutado durante este mismo periodo de tiempo y las razones por las que no se han ejecutado en caso de haber sido así.

 

En esta misma línea, el diputado socialista ha solicitado también una relación de las actuaciones que se han llevado a cabo vinculadas al mantenimiento y conservación en las carreteras y autovías en cada uno de los años antes mencionados.

 

David Serrada ha recordado que “la red de carreteras del Estado cuenta con 573,34 kilómetros en la provincia de Salamanca, y que el estado del firme es un factor que influye notablemente en el riesgo de sufrir un accidente, sobre todo con la climatología tan adversa que se suele dar en épocas de invierno”. Por este motivo, ha añadido, “los socialistas consideramos que el mantenimiento en buen estado de la calzada debe ser una prioridad para el gobierno si de verdad se quiere incrementar la seguridad vial en nuestras carreteras”.