El estado de alarma se marcha pero el coronavirus aun se queda, en Salamanca con estas cifras
Cyl dots mini

El estado de alarma se marcha pero el coronavirus aun se queda, en Salamanca con estas cifras

Nueva etapa en la lucha contra la pandemia. A partir de este domingo la contienda  se disputa sin estado de alarma aunque sí que cada uno debe mantener su propia alerta porque las cifras son claras y el coronavirus sigue. 

El estado de alarma que decayó en la medianoche regía desde el 3 de noviembre fecha en la que se decidió aprobó durante seis meses al comprobar la dificultad para controlar las sucesivas olas del coronavirus, la necesidad de mantener restricciones y evitar tener que realizar prórrogas más cortas que habrían necesitado de sucesivos debates políticos en el Congreso. En Salamanca decaen las restricciones en un momento en que la tercera ola parece controlada, con menos contagios e ingresos hospitalarios y con el ritmo de vacunación en permanente aceleración pero todo ello no es óbice para recordar que el coronavirus sigue presente y los números dan evidencia de ello. 

 

El coronavirus se sigue llevando vidas y el último día de estado de alarma son un total de 836 los fallecidos en hospitales, el último precisamente este pasado 8 de mayo, mes en el que son dos los muertos de manera que, poco a poco, la cifra que más duele va sufriendo menos cambios.

 

En cuanto a los hospitalizados, son 32 las personas que ven como decae el estado de alarma por el coronavirus mientras ellos batallan contra la enfermedad desde el Complejo Asistencial Universitario. De ellos son 24 los que están en planta y aun permanecen ocho en camas de críticos, lejos todavía del cero ideal.

 

Desde que comenzó la pandemia son 4.065 las personas que han recibido el alta después de haber tenido que pasar algún día en el hospital por culpa del maldito virus. 45.048 salmantinos, con positivo confirmado, han sufrido el coronavirus en mayor o menor intensidad y en estos momentos hay en toda la provincia 1.725 personas que sufren la enfermedad. 

 

La provincia se mantiene en nivel 4 de alerta, lo que provoca que aun se mantengan algunas restricciones que son relativas a aforos, con una incidencia media a 14 días de 135,51 aunque hay poblacioens que están muy encima aun de esa cifra de 150 a partir de la cual hay que imponer mayores restricciones y habrá que ver cuál es la evolución en las próximas semanas porque ese índice seguirá siendo el clave para ir relajando o no la situación. 

 

LA VACUNACIÓN

 

Sigue siendo la gran esperanza y aunque se ha acelerado en las últimas semanas, se sigue lejos de cifras ideales puesto que a 7 de mayo el porcentaje de personas que tienen puesto el ciclo completo no alcanza un 20 por ciento (19,47%) o lo que es lo mismo 63.577 personas habiéndose administrado el 92,62% de las dosis que han estado disponibles para Salamanca donde ya están programadas nuevas vacunaciones (y se deberían añadir más) para la próxima semana.