El estado de alarma destruye en un trimestre el empleo creado en tres años en Salamanca

La EPA del estado de alarma se lleva por delante 5.000 empleos y confirma las malas perspectivas del mercado laboral en Salamanca: vuelve a niveles de 2017 y de los peores años de la crisis.

El empleo recuperado en tres años, destruido en un trimestre. Menos activos (7.000 menos), población y 5.000 ocupados menos durante el trimestre del estado de alarma para confirmar una tendencia a peor. Son las cifras que deja la parte central de la crisis sanitaria, en la que Salamanca ha visto destruirse esos casi 5.000 empleos en la mayor pérdida reciente y que devuelve al mercado laboral de la provincia a datos de hace tres años.

 

La ocupación y el número de activos han sido los grandes damnificados de la EPA del segundo trimestre, la que ha caído en pleno estado de alarma. En España se han destruido un millón de empleos y Salamanca no se ha quedado atrás. Ha pasado de 129.100 a 124.200, 4.900 ocupados menos. Hay que remontarse a finales de 2016 y comienzos de 2017 para ver cifras inferiores en cuanto al número de ocupados. La otra referencia es peor: 2013 y 2014, en pleno apogeo de la crisis económica. Y eso teniendo en cuenta que los más de 21.000 trabajadores que llegaron a estar en ERTEs no cuentan como parados y técnicamente están ocupados, aunque estaban en casa. Así que esta merma de ocupación se puede considerar paro definitivo.

 

Además, la mala cifra viene acompañada por malos datos de activos y población, es decir, la fuerza laboral. Según los datos de la última oleada de la EPA, la del segundo trimestre, que abarca prácticamente la duración del estado de alarma, Salamanca perdió casi 7.000 activos al bajar a 141.800, cuando hace un año eran más de 151.000; también perdió población, para un total de 281.500, 600 menos que en el primer trimestre.

 

El estado de alarma, no obstante, no ha hecho más que acentuar el retroceso de los indicadores de empleo en Salamanca. Todos los indicadores confirman la tendencia a la baja y no hacen más que acentuarla. De hecho, tanto el número de habitantes, como el de ocupados y activos ya era inferior al de un año atrás en el primer trimestre de 2020, antes de la pandemia, y lo es ahora también.

Noticias relacionadas