El estado de alarma acentúa el retroceso de Salamanca: empleo y población caen a mínimos
Cyl dots mini

El estado de alarma acentúa el retroceso de Salamanca: empleo y población caen a mínimos

Menos activos (7.000 menos), población y ocupados durante el trimestre protagonizado por el estado de alarma, pero que confirman una tendencia a la baja.

El estado de alarma ha acentuado la tendencia a la baja de Salamanca en los indicadores de la Encuesta de Población Activa, y confirma no solo una destrucción de empleo y aumento de paro, sino la pérdida de activos en la provincia y el progresivo retroceso de la población. Todos los indicadores han caído a mínimos.

 

Según los datos de la última oleada de la EPA, la del segundo trimestre, que abarca prácticamente la duración del estado de alarma, Salamanca perdió casi 7.000 activos al bajar a 141.800, cuando hace un año eran más de 151.000; también perdió población, para un total de 281.500, 600 menos que en el primer trimestre; el número de ocupados, personas que están trabajando, cayó a los 124.200 desde los 129.100, casi 5.000 menos; también cayó el número de parados, 17.600 por 19.600 en el primer trimestre; y el de parados que buscan primer empleo, 1.200, estas dos últimas cifras, distorsionadas por la situación.

 

Todos los indicadores confirman la tendencia a la baja y no hacen más que acentuarla. De hecho, tanto el número de habitantes, como el de ocupados y activos ya era inferior al de un año atrás en el primer trimestre de 2020, antes de la pandemia, y lo es ahora también.

Noticias relacionadas