El ERE del Santander en Salamanca: las oficinas que va a cerrar el banco en la provincia
Cyl dots mini

El ERE del Santander en Salamanca: las oficinas que va a cerrar el banco en la provincia

Sede Banco Santander

La entidad cerrará diez de sus 30 oficinas en la provincia como parte de la reorganización del banco, que supondrá la salida de 4.000 empleados. Reducirá la cifra de sucursales bancarias de Salamanca a niveles de hace 45 años.

La reestructuración que afronta Santander, con un ERE para 4.000 personas y el cierre de más de mil de sus oficinas en toda España, tendrá un fuerte impacto en Salamanca. Según el mapa de cierres diseñado por el banco, en la provincia cerrarán un tercio de sus oficinas: diez de las treinta que tiene actualmente opertivas, según datos de 'Cinco Días'. Todavía no se sabe cuáles son las oficinas elegidas en concreto, aunque la entidad ha llevado a cabo un proceso de concentración de oficinas en la capital, prescindiendo de algunas.

 

Salamanca no es de las provincias más afectadas a pesar del recorte del 33%, pero es que el cierre de oficinas va a ser drástico. Madrid será la provincia con más cierres, 128 sucursales, para quedarse con 426 operativas, un 23,10% cerrarán. Pero hay provincias donde se llega a rozar el 60% de cierres.

 

El plan se suma al que llevó a cabo hace unos meses con la integración definitiva de la red del banco Popular y supondrá una nueva reducción de la oferta de oficinas bancarias en la provincia, que es una de las más afectadas por la denominada exclusión financiera: bancos y cajas han cerrado centenares de oficinas en los últimos años y casi 70.000 habitantes viven en municipios de la provincia que carecen de sucursal. Salamanca llegó a tener más de 400 sucursales de entidades financieras, pero la crisis de las cajas y la concentración de la banca han ido reduciendo su cifra: en junio eran 214, la cifra más baja desde marzo de 1976 cuando eran 217.

 

El proceso de cierre forma parte del plan de reorganización de la entidad en España, que incluirá un ERE para 4.000 empleados y la recolocación de otro millar. El banco ha planteado este jueves las condiciones económicas por tramos de edad para el ERE,  en el que ha propuesto a los sindicatos indemnizaciones de 30 días por año trabajado para los empleados menores de 55 años que abandonen la entidad, con un máximo de 20 mensualidades, mientras que para aquellos que superen esa edad y lleven en el banco más de 15 años ofrece prejubilaciones que van desde el 55% hasta el 70% del salario pensionable, en función de la edad.

 

Desde CCOO consideran que la propuestas es "inasumible", ya que "dista mucho de los acuerdos de otras ocasiones". El sindicato ha pedido que, antes de entrar a discutir las condiciones económicas del ERE, se reduzca el perímetro de despidos con las medidas de flexibilidad interna. En este sentido, han reclamado conocer los planes que tiene el banco para poder absorber más de 1.000 puestos.