El encierro en casa de los mayores de Salamanca aumenta un 15% los usuarios de la teleasistencia
Cyl dots mini

El encierro en casa de los mayores de Salamanca aumenta un 15% los usuarios de la teleasistencia

Ana Suárez, en su visita a las instalaciones de Atenzia, empresa que presta la teleasistencia.

La gratuidad del servicio desde enero y la preocupación por el bienestar de padres o personas de edad que viven solas aumenta por encima de 2.000 los usuarios de este servicio.

El encierro forzado por la pandemia, la preocupación por el bienestar de nuestros familiares más mayores y, por qué no decirlo, el hecho de que el servicio sea ahora gratuito han disparado los usuarios de la teleasistencia en Salamanca. Entre enero y febrero, un 15% más de personas se han apuntado a un servicio que permite avisar de una caída en casa, de un escape de gas, que nos recuerden cuándo tenemos que tomar la medicación o una simple llamada tranquilizadora ante un aviso. Algo que muchos salmantinos han empezado a valorar más con el confinamiento y la pandemia.

 

Al finalizar 2020, 1.877 personas estaban recibiendo el servicio de teleasistencia municipal, que exigía entonces un copago de hasta 14,5 euros en función de la renta de la unidad familiar; el copago medio era de 2-5 euros. Desde diciembre, la Junta decidió asumir el copago de estos servicios en los ayuntamientos con lo que en enero se ha convertido en 100% gratuito. Eso ha aumentado a 2.164 las personas inscritas y atendidas en Salamanca.

 

La concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades, Ana Suárez, ha visitado este martes las nuevas instalaciones de Teleasistencia ‘Salamanca-Atenzia’ acompañada de Pablo Benéitez, el director de la zona Noroeste de la empresa gestora de este servicio municipal. Atenzia presta desde 2018 al Ayuntamiento de Salamanca el servicio de Teleasistencia en la modalidad denominada ‘avanzada’ al proveer de mejoras que van más allá de la Teleasistencia básica, que son las siguientes:

  • Dispositivos periféricos.
  • Terminales de teleasistencia móvil con sistemas de telelocalización y monitorización.
  • Terminales de teleasistencia móvil para personas con dificultades de comunicación verbal y auditiva.

 

Durante la visita Ana Suárez ha señalado que “la pandemia ha demostrado la necesidad de contar con recursos eficaces de atención a las personas mayores en su propio domicilio. Garantizando su seguridad y la prestación de todos los servicios que cada uno necesita, podemos contribuir a que permanezcan en el espacio donde mejor pueden estar: su casa”.

 

La teleasistencia se define como una prestación técnica de atención permanente de apoyo e intervención social, enmarcada en el contexto de atención de proximidad gracias al uso de tecnologías de la información y la comunicación. Se persigue la permanencia e integración en el entorno familiar y social de la persona y atiende situaciones de necesidad como fragilidad, dependencia, soledad o aislamiento, así como situaciones de crisis o emergencia dentro y fuera del domicilio

 

Atenzia, empresa especializada en el ámbito social y de la salud, con 25 años de experiencia en el sector de Teleasistencia, es la encargada de proveer este servicio al Ayuntamiento de Salamanca. La compañía gestiona programas de prevención y atención permanente dirigidos principalmente a personas mayores, pacientes crónicos y convalecientes, empleados y otros colectivos vulnerables.

 

Actividades en el domicilio

Aunque la atención del servicio se lleva a cabo fundamentalmente de modo remoto, también se desarrolla una amplia actividad en los domicilios de las personas usuarias. Esta actividad, comprende entre otras: tareas de seguimiento, atención presencial ante situaciones de emergencia, visitas para el alta en el Servicio, o tareas de mantenimiento preventivo y correctivo del equipamiento técnico instalado.

 

Los dispositivos periféricos son elementos técnicos que se instalan en el domicilio de la persona usuaria, interactúan con el terminal y complementan el servicio básico de teleasistencia, contribuyendo a aumentar la seguridad de los beneficiarios. Se utilizan detectores de caída, detector de fuego/humo, detector de gas y detector de inactividad.