El empresario brasileño Cataldo anuncia la llegada de una documentación "muy importante" para el equipo

El empresario ha hablado directamente con Máximo Mayoral, administrador del club, con la intención de comprar el equipo
La continuidad de la UD Salamanca es la mejor noticia de las últimas semanas para un equipo que parecía destinado a la liquidación. Gracias al entendimiento entre Ayuntamiento, familia Hidalgo, administradores y el propio consejo, el club tirará hacia adelante hasta el 30 de junio y a partir de ahí se realizará un nuevo proyecto, con muchos cambios y quizá más ambicioso.

La posible colaboración del 'superagente' Jorge Mendes o del propio Ronaldo Nazario de Lima, pueden ser los atractivos de un equipo que quiere ser más ambicioso y colocarse en el lugar que le corresponde, pero paso a paso.

La vía Hidalgo es la que más convence a la gente, a la afición y con la que lleva soñando mucho tiempo hasta quen se ha hecho realidad gracias a la intervención de Antonio Hidalgo, representante de la familia en este aspecto y que estará en el día a día del equipo pese a que el Consejo de la UDS seguirá siendo el mismo que hasta ahora con Paco Caste a la cabeza.

No obstante, el equipo también ha vivido rodeado de los rumores de un inversor brasileño, Paulo Cataldo, que ha vuelto a aparacer en escena ahora, señalando que el próximo lunes llegará a Salamanca una documentación muy importante para el futuro del equipo, según le ha confirmado a uno de los administradores concursales, Máximo Mayoral.

De hecho, la intención del supuesto inversor brasileó es la de hacerse con el club en su totalidad por lo que no descarta que el lunes por la tarde haya nuevas novedades en este apartado. Además, a través de su intermediario en Salamanca, Alfredo Neves, ha confirmado que no ha habido ningún contacto con Hidalgo y que en ningún momneto entrarían como socios ya que Cataldo desea comprar el equipo de fútbol.

Por ello, habrá que esperar si las palabras del empresario brasileño son ciertas o si por el contrario es una nueva cortina de humo ante un dinero que no acaba de llegar. El lunes, el club saldrá de dudas para bien o para mal si llega la documentación adecuado y el posible dinero anunciado.