El empleo en Salamanca: sólo 26 de los 6.500 eventuales tienen contrato para más de seis meses

Empleo para personas en riego de exclusión

El sector servicios acapara nueve de cada diez contratos de un julio que no fue bueno. Se estilan los contratos que acaban con el mes y los de obra y servicio que se pueden romper en cualquier momento.

El dato del paro del mes de julio, conocido la semana pasada, fue un planchazo para Salamanca que confirmaba que ni siquiera el turismo puede generar empleo constantemente a pesar de los datos de afiliación. Pese a que la provincia de Salamanca registró solo un parado más, la tendencia es significativa en un mes estival como julio. El número total de desempleados asciende a 24.003. Ahora, conocemos los datos del tipo de empleo que se ha creado el pasado mes de julio en la provincia, que indican que la eventualidad y precariedad es cada vez mayor.

 

Según los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, durante julio la contratación perdió fuelle y se hicieron 11.491 contratos, menos que en junio. La inmensa mayoría son temporales y eventuales, con sólo 479 indefinidos. De ellos, casi nueve de cada diez (9.787) se hicieron para el sector servicios, el que agrupa las actividades de comercio, turismo y hostelería.

 

En cuanto a los tipos de contrato, casi 10.000 son por obra y servicio (3.534) o eventuales (6.457), los dos tipos más habituales. Las duraciones tienden siempre a una temporalidad reducida. De los de obra y servicio, 477 fueron para menos de una semana de duración. Y en cuanto a los casi 6.500 eventuales, sólo 26 de ellos han conseguido contrato para más allá de seis meses y sólo 278 para entre tres y seis meses. La mayoría de los contratos firmados terminan con el mes: 4.764.

Noticias relacionadas