El eje entre Gran Vía y Plaza Mayor se abre para el bus, pero sólo hasta las dos para mantener terrazas y peatonalización
Cyl dots mini

El eje entre Gran Vía y Plaza Mayor se abre para el bus, pero sólo hasta las dos para mantener terrazas y peatonalización

El bus urbano, en su parada de la Plaza del Mercado.

El bus regresa a los soportales, pero con límite horario y para el urbano, taxis o carga y descarga: el tráfico general sigue cerrado. Se hace para mantener las medidas Covid.

La futura reorganización del bus urbano en Salamanca ha dado un primer paso con la decisión de cambiar líneas para habilitar las dos paradas frente al nuevo Hospital y llevarlas también por los campus. El cambio es inminente, a partir del 13 de octubre, y lo siguiente será una modificación de calado que afecta no sólo al servicio del transporte colectivo, sino a las peatonalizaciones del Covid y a la extensión de terrazas, tres cuestiones que van íntimamente ligadas en una zona muy concreta del centro histórico.

 

Se trata del eje entre Gran Vía y Plaza Mayor, que lleva el tráfico por Correhuela y Pozo Amarillo hasta la Plaza del Mercado y sigue por Poeta Iglesias hacia San Pablo. Este trayecto lleva meses cortado desde que se decidió aplicar las peatonalizaciones provisionales por el Covid, la solución tomada para ampliar los espacios destinados a los peatones y para dar sitios a la extensión de terrazas para hostelería.

 

Conjugar todos estos intereses ha obligado a tomar una decisión de circunstancias, con 'una de cal y una de arena'. La solución, volver a llevar el bus por su anterior trayecto y que las líneas que llegaban a la Plaza Mayor, con parada en los soportales frente al Mercado de Abastos, vuelvan a hacerlo. Será en noviembre, pero con condiciones. 

 

El bus volverá a pasar y se permitirá el paso de taxis y vehículos de carga y descarga, pero se hará con un límite de hora, hasta las 14.00 horas, a partir de la cual no volverán a pasar los vehículos del transporte colectivo. No se abre al tráfico rodado general, que seguirá prohibido. Para ello se retirará el vallado actual y se señalizará el trayecto como restringido a los usos citados.

 

Eso permitirá mantener la actual disposición de este eje, sin tráfico rodado, peatonalizado y con terrazas extendidas. Actualmente, los establecimientos instalados en la zona ocupan calzada y algunos aparcamientos (de motocicletas, en concreto) para desplegar sillas y mesas, además de paravientos y sombrillas.

 

Así que, por ahora, el bus regresa a la Plaza Mayor y volverá a parar muy cerca del corazón de Salamanca, pero lo hará con una hora límite y sin circulación. Lo que sí se mantendrá será la presencia de terrazas en modelo ampliado como desde hace meses y la peatonalización para dotar de más espacio a los viandantes.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: