El efecto en China, Italia y EEUU del coronavirus inquieta al sector del español y al turismo de Semana Santa
Cyl dots mini

El efecto en China, Italia y EEUU del coronavirus inquieta al sector del español y al turismo de Semana Santa

Turistas en la Plaza Mayor de Salamanca. Foto: F. Oliva

Los efectos en China e Italia y el primer caso en EEUU complican la llegada de estudiantes de estos países, entre los más importantes para el sector de la enseñanza. La evoución interna es la principal amenaza a las vacaciones de Semana Santa.

Dos sectores estratégicos para Salamanca, el turismo y la enseñanza del español, vigilan con cierto temor la evolución de la crisis del coronavirus, la infección por COVID-19 que amenaza con hacerse mundial y que tiene en jaque a todas las economías. En el caso de la economía salmantina, son estas dos actividades las que pueden verse más directamente afectadas por el desarrollo de la crisis sanitaria que, por ahora, parece control, pero que amenaza directamente la Semana Santa y los cursos de español para extranjeros.

 

A los efectos de la enfermedad en China o Italia ahora se suma EEUU, que ha anunciado restricciones a los desplazamientos a los países más afectados tras la primera muerte por coronavirus en el país. Y luego está el mercado interno, que espera con cautela acontecimientos de cara a la temporada turística de Semana Santa.

 

Por ahora, las mayores afecciones son las vinculadas a China. El país de origen del coronavirus ha tomado medidas taxativas y ha frenado los movimientos internos, y también los externos, lo que está provocando problemas de desabastecimiento de algunos productos. En el caso de Salamanca hay empresas afectadas, pero preocupa el turismo chino. Todavía no es muy numeroso, pero sí está entre los objetivos de crecimiento de los responsables turísticos y las restricciones a los viajes se van a notar.

 

En cuanto al turismo idiomático, Cursos Internacionales da por perdidos los cerca de 120 alumnos chinos que se inscriben cada año de los 1.600 alumnos de los cursos de verano, entre los que se cuentan también algunos italianos hasta completar la cifra de 150. Pero es que casi el 90% de los matriculados en la Usal proceden de Asia (13%), el continente más afectado. El 76% proceden de América, aunque los más afectados por la falta de alumnos americanos serían las academias del sector privado.

 

También habrá que ver cuál es la evolución de la crisis de cara a la ya cercana Semana Santa. Tanto a nivel internacional como interno, la gestión de la crisis está siendo eficaz, con una rápida identificación de los contagios y medidas de contención adecuadas. Al margen de algunos episodios y comportamientos, la sociedad española vive con cierta calma la crisis y, si no va a más, no debe afectar a los planes de viaje.

 

Otra cosa será la afluencia internacional, cada vez más importante. Según los datos de la Junta, el año pasado más de 51.000 extranjeros visitaron la Comunidad para ver las procesiones, la mayoría turistas franceses (15,54 %), pero también estadounidenses (7,43 %) e italianos (6,11 %), orígenes desde los que se están restringiendo los viajes.